Auto de buen gobierno aplaca las protestas

Potosí marchará el martes y los de Cochabamba plantean decretar un paro cívico nacional. En Santa Cruz se hará las consultas a sectores empresariales y políticos

A. Rojas / P. Ortiz

El auto de buen gobierno aplacó las protestas de los colectivos y plataformas ciudadanas contra el fallo del Tribunal Plurinacional Constitucional (TCP) que allanó la reelección de autoridades, mientras, la dirigencia cívica de Santa Cruz aún analiza qué medidas ejecutar contra la decisión de los tribunos que habilita al presidente Evo Morales para que busque por cuarta vez la reelección de mandato.

Después de las protestas y gasificación a los jóvenes en las puertas del Comité pro Santa Cruz, el presidente interino de esa entidad, Luis Fernando Camacho, se reunió con varios activistas para analizar qué acciones se ejecutarán en procura de revertir el fallo del TCP. 

Es así que a las propuestas que hicieron algunas plataformas ciudadanas como SOS Bolivia y Primero Bolivia, de decretar un paro cívico en la región o realizar protestas escalonadas desde el lunes no tuvieron respuestas inmediatas, sino que el dirigente cívico les recomendó esperar hasta después de los comicios, mientras consultan a sectores empresariales, agropecuarios y autoridades políticas. Camacho espera que el alcalde Percy Fernández y el gobernador, Rubén Costas aclaren si buscarán un nuevo mandato. Camacho es el presidente en ejercicio del Comité. El titular, Fernando Cuéllar, está fuera del país.

También se abordó la gasificación a los jóvenes  en las afueras del ente cívico y según Gutiérrez, la explicación que les dio Camacho es que la petición que hizo a la Policía es que envíe un contingente de efectivos para evitar que se cometan desmanes en el interior del Comité y no era para reprimir a los manifestantes.

Camacho explicó que, el miércoles, en la asamblea de la cruceñidad se planteará la posibilidad de decretar un paro cívico, elevar una demanda ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos contra los cinco magistrados del TCP y que esas autoridades sean declaradas enemigas de Santa Cruz.

Costas pide prudencia a los jóvenes movilizados

Luego de dos días en provincia y después de asistir a una audiencia de medidas cautelares por un juicio que le siguen loteadores desalojados, el gobernador Rubén Costas reapareció ante los medios de comunicación para mandar “un mensaje al pueblo boliviano”. Aseguró que la lucha será larga, que el Gobierno tenderá hacia el totalitarismo y que los jóvenes deben ser valientes pero prudentes.

En La Paz también se refirieron a las manifestaciones en Santa Cruz de la Sierra de los últimos días. René Martínez, ministro de la Presidencia, habló de un plan desestabilizador, mientras que Gísela López, ministra de Comunicación, escribió que “la oposición boliviana toca tambores de guerra nuevamente”. 

Costas, que consiguió que la jueza que lleva su caso lo deje defenderse en libertad en el juicio que le siguen los loteadores desalojados, comenzó su improvisada conferencia de prensa con una invitación a votar mañana: “La respuesta tiene que ser clara, como la del 21 de febrero”, insinuó.

Cuando se consultó sobre las protestas callejeras contra el fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional que le permite al presidente Evo Morales presentarse para una nueva reelección en 2019, aseguró que hay que usar los marcos del Estado de derecho para tratar de revertirlo.

Costas, que es uno de los beneficiados con el fallo pero que ya aseguró que no repostulará para gobernador, habló de interponer una demanda en tribunales internacionales. “Ellos están que se mueren para generar violencia, porque la violencia es la que va a naturalizar este sinnúmero de barbaries que han cometido. Tenemos que hacer manifestaciones pacíficas, hacer escuchar nuestra voz, la juventud tiene que hacerse notar, pero con prudencia, con valentía pero sin bravuconadas”, dijo. 

Consultado sobre las criticas a su ausencia en las movilizaciones, aseguró que por un lado el Gobierno lo quiere matar civilmente con juicios, y por otro, “la extrema derecha” vocifere “a dónde está el león”. “Quieren electorizar la cosa. Me importa un bledo cualquier candidatura, me importa Bolivia, me importa la democracia, me importa la gente”, dijo.

Desde La PazLa ministra Gísela López usó su cuenta en Twitter para referirse a las movilizaciones. Las calificó de actos vandálicos, la ligó a la oposición y aseguró que mientras tanto el presidente Evo Morales “apuesta por la democracia y la paz”. En declaraciones a los medios, el ministro de la Presidencia, René Martínez, ligó las movilizaciones a las críticas al fallo del Constitucional de EEUU, Chile y la OEA. “Sabemos que hay un plan conspirativo con esta trilogía de actores que, no solo en nuestro país sino en otros países de América Latina, han provocado hechos de violencia contra gobiernos progresistas”, dijo.Las manifestaciones de Santa Cruz fueron convocadas por las redes sociales y se criticaba por igual al oficialismo por el fallo como a la oposición por su inacción. 

Fuente: eldeber.com.bo

Categorías PolíticaEtiquetas