Bandera a cuadros



Algunos rumores que circulaban a través de las redes sociales apuntaban al lunes como el día clave para resolver el conflicto, ante un supuesto ultimátum de los organizadores del rally Dakar que exigían garantías antes de ingresar en territorio nacional. Nadie pudo confirmar la información, pero como por arte de magia, cuando las protestas comenzaban a tomar cuerpo con la suma de varios sectores, dirigentes de los médicos de La Paz decidieron firmar un acuerdo con el Gobierno al final de la tarde, hecho que despertó críticas y sospechas en la opinión pública. Los servicios de salud debían normalizarse a partir de la cero horas del martes, hecho que no pudo concretarse porque los trabajadores de los hospitales y postas sanitarias se mantenían en paro al igual que los médicos de algunos departamentos. En ciertos puntos del país también se produjeron bloqueos de los transportistas y se anunciaban nuevas medidas de presión. Tal vez hoy se puedan aclarar las cosas y se pueda constatar el verdadero peso que puede tener el Dakar en nuestro país.

Fuente: eldia.com.bo