Economía boliviana crecerá al 4% en el 2018

Roger Alejandro Banegas Rivero*En el contexto internacional, tanto para la economía mundial, como para los países en vías de desarrollo, se espera una expansión en la actividad económica; así como cifras positivas en la expansión de las mayores economías de América Latina (Brasil y Argentina), cuyos países son socios relevantes Bolivia en el comercio exterior; lo cual también amerita signos crecientes en los precios de las materias primas (aumentos sin grandes cambios).Durante el 2017, el precio del petróleo estuvo alrededor de los 50 USD por barril; la perspectiva para el 2018 señalan incrementos moderados entorno a los 55 USD por barril; en consecuencia, el contexto externo se interpreta como una expectativa favorable.Los organismos internacionales continúan pronosticando menor crecimiento en la actividad económica de Bolivia para el 2018, por tanto, la tasa de crecimiento de la actividad económica en Bolivia estaría entre el 3.5 y el 3.8% para el 2018 (Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional, entre otros), en  un escenario conservador.Como expectativa central (escenario esperado), en el reporte de expectativas económicas del Banco Central de Bolivia (noviembre, 2017), se coincide con un valor de crecimiento en la actividad económica entorno al 4% como un promedio esperado, con base en una encuesta dirigida a un grupo selecto de 19 especialistas (ejecutivos, asesores, gerentes de instituciones financieras, académicos y consultores); una tasa de inflación esperada del 4% anual;  déficit fiscal esperado del 7% del PIB y déficit en la balanza comercial que superará los 1000 millones de USD (importaciones mayores que las exportaciones).Para el gobierno, las expectativitas apuntan a un crecimiento cercano al 4.7% para el 2018, aunque se deja entre ver una probabilidad baja de cumplimiento, dada la coyuntura  del país: 4.2% sería una tasa de crecimiento con esfuerzo de alcanzar (escenario optimista).En suma, para el 2018 se vislumbra un escenario de recuperación en la economía de la región (a nivel continental), aunque Bolivia continuará con igual o menor crecimiento en comparación a lo observado en los últimos años: 4% es la tendencia central para el crecimiento en la actividad económica, los riesgos apuntan a la baja, a pesar de una mejora modesta del ambiente externo.*Doctor en Economía