Rafael Quispe se tapa la boca: «No me pregunten por ella»

UD anuncia denuncia internacional

Rafael Quispe surgió este jueves con otra de sus ocurrencias. El diputado conocido por sus creativas maneras de protestar con las autoridades, parece haberse tomado en serio el “bozal legal” que le puso un juez para evitar hablar de Felipa Huanca y apareció este jueves con la boca tapada con el letrero: “NO ME PREGUNTEN POR ELLA”.

Quispe fue aprehendido el miércoles porque se ausentó en repetidas ocasiones a la audiencia de juicio que le sigue Felipa Huanca por acoso y violencia política. El diputado fue depositado en una celda judicial y luego, con esposas en las manos, los trasladaron a un tribunal, donde el juez 1ro anticorrupción le prohibió hablar de la exdirigente “bartolina”.

Este jueves, Quispe mantuvo el silencio. Sorprendió a propios y extraños con la boca tapada, con papel y cinta adhesiva, y se quedó callado incluso en medio de una conferencia de prensa, donde su colega Gonzalo Barrientos habló en su defensa.     

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

Barrientos manifestó que con la aprehensión de Quispe se evidencia que Bolivia es el “país al revés, quien denuncia corrupción es aprehendido, es enmanillado”. Argumentó que su compañero fue objeto de un trato ilegal, puesto que goza de inviolabilidad por denuncias que haga en el ejercicio de su cargo de diputado.

Recordó que la Constitución Política del Estado dice en su artículo 151 que: “Las asambleístas y los asambleístas gozarán de inviolabilidad personal durante el tiempo de su mandato y con posterioridad a éste, por las opiniones, comunicaciones, representaciones, requerimientos, interpelaciones, denuncias, propuestas, expresiones o cualquier acto de legislación, información o fiscalización que formulen o realicen en el desempeño de sus funciones no podrán ser procesados penalmente”.

Barrientos anunció que se denunciará a las autoridades judiciales que cometieron los abusos contra Quispe, y que incluso se presentará el caso a parlamentos de países amigos y la Organización de Estados Americanos. Afirmó que lo ocurrido con su colega es un acto de atemorizarían de parte del “régimen”.   

Hizo todos estos anuncios mientras Rafael Quispe estaba a su lado con la boca tapada, en el Salón Rojo de la Cámara de Diputados.

Felipa Huanca argumentó que enjuicia a Quispe porque el diputado la vinculó con el caso Fondo Indígena y le hizo denuncias, a su criterio falsas, con las cuales perjudicó su carrera política. Afirmó que como mujer aymara le costó mucho superar los ataques que recibió de parte del diputado.

Antes de tener el “bozal legal”, Quispe se ratificó en sus denuncias contra Huanca y afirmó que está dispuesto a ir a la cárcel por denunciar corrupción. Incluso dijo que está presto a ser llevado a Chonchocoro, para estar junto a alias “Oti”, calificado como el reo más peligroso de Palmasola trasladado al penal paceño.

 

Fuente: erbol.com.bo