Salvaje ataque armado en África: entraron «casa por casa» y mataron a 26 personas

Ocurrió en Burundi, en el marco de una sangrienta disputa entre el gobierno y grupos opositores. Entre las víctimas hay al menos 11 chicos.

El Gobierno le atribuyó la matanza a «terroristas», aunque no los identificó. (AP)



Al menos 26 personas murieron y otras 7 resultaron heridas en un sangriento ataque armado en una aldea rural de Buganda, en el noroeste de Burundi, informó este sábado el gobierno local.

La matanza ocurrió durante la madrugada en la colina de Ruhagarika, ubicada en la frontera con la República Democrática del Congo (centro de África), dijo el ministro de Seguridad Pública, Alain-Guillaume Bunyoni, que ya viajó a la zona.

El funcionario agregó que entre los muertos hay 11 menores de 14 años y precisó que los 7 heridos fueron trasladados al hospital de la capital, Buyumbura.

«Estos criminales fueron de casa en casa y cometieron una auténtica carnicería, algunas de las víctimas fueron degolladas, otras abatidas con fusiles, (…), hay incluso una familia entera quemada viva en su casa», explicaron fuentes locales a la agencia AFP.

Por el momento se desconocen las razones de esta matanza y la identidad de los atacantes que, según testigos, escaparon hacia el Congo. El gobierno los acusó de «terroristas».

El hecho ocurre cinco días antes de un referéndum impulsado por el gobierno para intentar habilitar una reforma constitucional que permitirá al presidente Pierre Nkurunziza seguir en el cargo hasta 2034.

Burundi vive una ola de violencia desde las protestas desatadas en 2015, cuando Nkurunziza anunció que se presentaría por tercera vez a las elecciones, algo prohibido por la actual Constitución y que viola los acuerdos que acabaron con una larga guerra civil en 2005.

Vecinos de la aldea rural, frente a la Policía. (AP)

La represión se centró primero en manifestantes y opositores y, desde un golpe de Estado fallido en mayo de 2015, el Gobierno la ha recrudecido.

Desde entonces, han muerto centenares de personas y cerca de medio millón se han visto obligadas a dejar sus hogares, según datos de la ONU, que ha acusado al Ejecutivo de crímenes de lesa humanidad.

Fuente: clarin.com