Edificios eco-friendly en Santa Cruz

La arquitectura sustentable no es solo una tendencia mundial, es una necesidad. Por eso cada vez más proyectos inmobiliarios se suman a la iniciativa de crear construcciones amigables con el medio ambiente, que al mismo tiempo ahorran gastos a los usuarios y promueven un estilo de vida más ecológico. Santa Cruz no es la excepción: la elevada demanda de este tipo de construcciones indica que la cifra de proyectos ecológicos, hoy en un 15% del mercado inmobiliario, continuará aumentando.

Arquitectura eco-friendly: ¿qué es?

Un edificio amigable con el medio ambiente cuenta con características inconfundibles. La más importante consiste en el ahorro energético, ya que no solo se traduce en ahorro directamente al usuario: es el factor con mayor peso contaminante en el medio ambiente y por eso es el principal en el enfoque eco-friendly.Otro factor decisivo es su bajo impacto en el entorno con el uso de materiales nobles y tomando en cuenta el contexto donde se instala el proyecto, en lugar de simplemente exportar un modelo diseñado de forma estandarizada. El tercer factor es la comunión con la naturaleza. Muchos de estos emprendimientos combinan elementos naturales o se fusionan con lo que ya se encuentra en el entorno donde se eleva la estructura. Y para entenderlo, nada mejor que ver ejemplos concretos y en Santa Cruz:

IN Towers

Con un diseño vanguardista, esta torre instalada en Urubó cuenta con la certificación LEED de edificios ecológicos: eficiencia del consumo de agua, electricidad, y un desarrollo sostenible de los espacios libres del lugar y la selección de materiales. Además, al proyecto IN Towers se le suma una propuesta con los beneficios propios de un hotel cinco estrellas pero viviendo en tu propio hogar.

One Soul

Este edificio demuestra que un proyecto amigable con el medio ambiente en Santa Cruz no tiene por qué ubicarse en las afueras de la ciudad o en el área metropolitana. One Soul se instala en Equipetrol, y tendrá un huerto en la terraza, y se integrará a una plaza pública que ya estaba en el predio, y que los realizadores del proyecto decidieron adoptar como propia, mejorándola. En este proyecto, cada persona que compró un departamento allí, fue invitada a plantar un árbol en la plaza. De esta forma, al recibir su unidad pasado un año y medio, tendrán también su propio árbol.

Alicanto

Este edificio emplea la última tecnología en Green Building Design: doble contención para el manejo de puentes térmicos, con viviendas inteligentes, paneles solares para un consumo energético de 1500KW/HR, equipos de aire acondicionado de alta eficiencia e iluminación LED. Alicanto también suma jardines verticales y materiales ecológicos. Estos proyectos marcan la tendencia en Bolivia, y no hay dudas de que seguiremos viendo la expansión de la arquitectura sustentable en las principales ciudades del país.