Diego Maradona se candidateó para dirigir a la Selección y le pegó al Chavo Fucks

Diego Maradona fue el artífice del último título de la Selección en un Mundial. En aquel México 1986, el mejor jugador del mundo brilló y fue clave para darle al país la segunda copa de su historia. Luego, como entrenador, se dio el gusto de dirigirla en la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010, aunque los resultados fueron bien distintos.Ocho años después, y pese a que es el presidente de un club en Bielorrusia (el Dinamo Brest), Maradona no dudó en candidatearse para reemplazar a Jorge Sampaoli y se enojó por no haber estado en la consideración del periodismo.

En un descargo que hizo a través de su cuenta de Instagram, Diego escribió: «Me jode que algunos periodistas no me incluyan entre los posibles técnicos«. Y le apuntó a uno: Diego Fucks.

Recientemente operado en la boca por su dentista, Maradona contó que mientras el doctor Braverman le realizaba las intervenciones tuvo que escuchar «al Chavo Fucks, por ejemplo», ni siquiera nombrarlo «entre los posibles candidatos«.

«Yo me acuerdo de sus comienzos, cuando yo todavía jugaba, y pareciera que ahora él ya no me conociera. Y lamento que tampoco me tengan en cuenta algunos diarios argentinos, que sí hablan de otros ex técnicos de la selección, pero no de mí. Pero bueno, éste es el periodismo deportivo que tenemos los argentinos», agregó.Pese a su deseo de entrar en la consideración para hacerse cargo de la Selección -que hasta fin de año será conducida por Lionel Scaloni y Pablo Aimar-, Diego remarcó que tiene un contrato de tres años en Bielorrusia. «Y el Dinamo tiene mi palabra, aunque yo por la selección doy la vida«, cerró, ambiguo.Maradona fue nombrado al frente de la Selección el 28 de octubre de 2008 y consiguió una agónica clasificación al Mundial de Sudáfrica en la última doble fecha de eliminatorias, que incluyó aquel gol agónico de Palermo a Perú -bajo un diluvio en el Monumental- y el 1-0 a Uruguay en Montevideo.

En la Copa del Mundo de 2010 su Argentina fue eliminada por Alemania en cuartos de final.En total, dirigió 24 partidos, de los que ganó 18 y perdió 6, con 47 goles a favor y 27 en contra.

Fuente: clarin.com