Justicia boliviana cierra el caso Zapata con condena de 10 años

La ex novia del presidente Evo Morales agotó todas las apelaciones posibles en el país y no pudo revertir la condena. El caso desnudó contradicciones dentro del TSJ



M. Tedesqui / W. Zolá

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), José Antonio Revilla, anunció la mañana del jueves que el recurso de casación en favor de Gabriela Zapata había sido admitido. Más tarde, el presidente de la Sala Penal, Olvis Égüez, lo desmintió e informó que fue declarado inadmisible. Al final de la jornada, cuando se disipó la confusión, quedó claro que la justicia boliviana, en su última instancia de apelación, cerró el caso de la ex novia del presidente Evo Morales, ratificando la condena de 10 años de prisión que cumple en el penal de Miraflores, de La Paz, por tráfico de influencias, luego de que el Gobierno adjudicó millonarios contratos a la empresa china CAMC, de la que fue gerente.

El abogado de Zapata, Jorge Tamayo, advirtió que es una decisión injusta. “Mi defendida acreditó plenamente los antecedentes contradictorios para acudir a la casación y no fue valorado correctamente por la sala”.

El juzgado I de Sentencia de La Paz la condenó en primera instancia por los delitos de legitimación de ganancias ilícitas, asociación delictuosa, falsedad ideológica, uso de instrumento falsificado, contribuciones y ventajas ilegítimas y uso de bienes y servicios públicos, decisión que fue ratificada por la Sala Penal Segunda de la sede de Gobierno y ahora por el Tribunal Supremo de Justicia,

Por la mañana, el presidente Revilla informó a los medios que “se trata de un recurso de casación más admitido por la Sala Penal, y el pronunciamiento de fondo se verá cuando se sortee la causa”. Luego ratificó por segunda vez que “fue admitido y se procederá conforme corresponda a la Sala Penal”.

Más tarde, el presidente de la Sala Penal, el magistrado Égüez, confirmó que el recurso de casación, el último en materia ordinaria, fue declarado inadmisible. “Por lo tanto, no puede presentar ningún otro, así que la sentencia de 10 años en su contra queda automáticamente ejecutoriada”.

El abogado Tamayo dijo que aún hay recursos previstos en la norma. “Égüez olvida que hay recursos constitucionales, a los que analizaremos recurrir”.

El documento, firmado por Égüez, y el magistrado Edwin Aguayo rechaza los recursos presentados por Zapata, y por otros implicados, y también los que tramitaron los ministerios de Justicia y Presidencia, para ampliar la condena.

Fuente: eldeber.com.bo