Morales inicia su viaje a Grecia tras cumplir agenda oficial en Viena

 
El presidente Evo Morales emprendió hoy su viaje rumbo a Grecia, tras cumplir una agenda oficial en la ciudad austriaca de Viena, en el marco del 62 periodo de sesiones de la Comisión de Estupefacientes de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc).
 
Morales partió de aeropuerto internacional de Viena a las 17:50 (11:50 en Bolivia) en compañía del canciller Diego Pary, según el reporte de la Red Patria Nueva.
 
El presidente de Bolivia inicia una visita de dos días a Grecia, invitado por el primer ministro, Alexis Tsipras, con quien tratará las relaciones bilaterales.
   
Tsipras y Morales intervendrán esta noche en un acto en el centro cultural Fundación Stavros Niarchos sobre los retos de futuro de la izquierda.
   
El presidente de Bolivia desea promover las relaciones comerciales de su país con la UE y facilitar el visado para los bolivianos, y en este esfuerzo ve en Tsipras «un socio estratégico», según el Gobierno de La Paz.

Agenda en Viena 

En Viena, Morales realizó una exposición de la exitosa lucha antidroga de Bolivia en el 62 periodo de sesiones de la Comisión de Estupefacientes y se reunió con el director ejecutivo de la Unodc, Yuri Fedotov.

Tras ese encuentro sostuvo una reunión con el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), Li Yong, quien expresó su disposición de apoyar al Gobierno boliviano para que continúe su «exitoso desarrollo» que busca mejores condiciones de vida para su población.
 
Además, compartió un almuerzo con una veintena de empresarios privados de Austria, para abordar las necesidades de Bolivia y los ofrecimientos de inversión por parte de ese sector, que destacó el crecimiento y desarrollo de Bolivia 
 
Finalmente, el mandatario boliviano tuvo una reunión bilateral con su par austriaco, Alexander Van der Bellen, a quien obsequió el Libro del Mar, que contiene los argumentos de Bolivia en la demanda que presentó contra Chile ante la CIJ de La Haya.

 



Fuente: lostiempos.com