El censo de la ABT difiere con 44 árboles nativos con el del municipio

En el camellón central, el ente estatal registró 387 plantas autóctonas, mientras que el censo del municipio, en 2017, anotó 343. La ABT prohibió la tala de especies nativas



Berthy Vaca Justiniano

Un total de 1.304 árboles registró la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT) en un censo arbóreo llevado a cabo recientemente en el camellón central y en las aceras de todo el primer anillo de circunvalación de la capital cruceña, destacándose el hecho de que este nuevo relevamiento de datos empadronó 44 plantas nativas más que el censo realizado en 2017 por el Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra.

Según los datos, las seis brigadas de la entidad estatal encontraron 637 individuos en el camellón central: 387 plantas nativas, 225 palmáceas, 15 ornamentales y 10 frutales, totalizando 637 árboles.

A decir de Rocha, el censo de la Alcaldía Municipal, realizado en 2017, registró en el camellón central 343 especies nativas, 243 palmáceas, 23 frutales y 18 plantas desconocidas.

El nuevo empadronamiento del patrimonio arbóreo del primer anillo obedece a la inquietud por conservar estos recursos forestales proveedores de un medioambiente saludable para la población, tal como lo establece el artículo 33 de la Constitución Política del Estado, dijo Clíver Rocha, director de la ABT.

El Gobierno Autónomo Municipal debía empezar este 15 de abril, en una parte del primer anillo, obras para implementar el nuevo sistema de Buses Rápidos de Transporte (BRT), con la finalidad de solucionar al caos del actual servicio de transporte público, trabajos que hacen sospechar a grupos ciudadanos que el municipio echará abajo varios árboles nativos.

Resolución

En este contexto, la ABT divulgó ayer la Resolución Administrativa 109/2019, del 10 de abril, que resuelve “prohibir la tala de árboles nativos dentro del primer anillo de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, debido al valor patrimonial natural municipal, de interés social y de las funciones ambientales que esos cumplen”.

En el segundo punto, indica que todo proyecto de desarrollo urbano que involucre la presencia de árboles nativos, deberá considerar la preservación y protección de las especies, garantizando su existencia bajo un manejo adecuado por las funciones ambientales que brindan en la mitigación de los efectos medioambientales.

En el punto tercero, la ABT recomendó al municipio establecer un plan de renovación de especies preferentemente nativas en los lugares donde existen plantas que presentan enfermedades, plagas o riesgo de caer.

“Hemos observado que hay árboles demasiado crecidos, de edad avanzada y otros enfermos, que presentan peligro para la integridad física de los peatones Corresponderá al municipio generar un proceso de renovación”, manifestó Clíver Rocha.

El inicio de obras para la implementación del BRT se ha postergado a raíz de que la Gobernación cruceña no aprobó la licencia ambiental solicitada por la Alcaldía para iniciar los trabajos. No obstante, autoridades del municipio quedaron en completar la documentación exigida por la Gobernación.

Fuente: eldeber.com.bo