Branko: «Coartarle a un refugiado el derecho a participar políticamente sería continuar con la dictadura»

El expresidente del Comité Pro Santa Cruz, que se refugió en Brasil por diez años tras declararse perseguido político del gobierno de Evo Morales, confirmó que el próximo martes retornará a Santa Cruz. 

El que fuera uno de los principales opositores al gobierno de Evo Morales en la primera década del siglo XXI retorna al país y no niega su interés de incursionar en la arena política. Branko Marinkovic, expresidente del Comité Pro Santa Cruz, confirmó a un medio televisivo que el martes (14 de enero) arribará al aeropuerto El Trompillo de la capital cruceña.En febrero de 2007, con una arrasante mayoría de votos y cuando aún era presidente de la Federación de Empresarios Privados, se hizo con el mando de la institución cívica de los cruceños que, en aquel entonces, era uno de los principales entes críticos al Movimiento Al Socialismo (MAS).Un año antes de que Branko tomara la batuta cívica el líder cocalero Evo Morales se había sentado en el sillón presidencial. Su liderazgo fue indiscutible, pero duró un poco más de tres años hasta que el Gobierno del MAS dijo haber desbaratado una célula terrorista que pretendía acabar con la vida de Evo Morales y Álvaro García Linera.



El caso se llamó terrorismo y saltó a la luz pública en abril de 2009 cuando se registró el asalto al hotel Las Américas por policías encubiertos y aparecieron muertos tres extranjeros, entre ellos uno de nacionalidad boliviana-húngara.Con ese caso el gobierno de Morales involucró a más de una treintena de opositores que tenía en Santa Cruz. Los que pudieron salieron de Bolivia, entre ellos Branko Marinkovic y Guido Náyar, y los que no, hasta ahora continúan litigando.Curiosamente, el fiscal principal de ese caso, Marcelo Soza, en 2015 terminó también refugiándose en el mismo país que Branko, Brasil, después de denunciar que el caso fue un montaje para perseguir a los opositores de Evo y de declararse un perseguido del gobierno del MAS.

Incursionar en la política Branko Marinkovic confirmó que una hora después del mediodía del martes pisará su tierra natal Santa Cruz después de casi una década de permanecer refugiado en Brasil. “Al país hay que reencaminarlo, reencauzarlo en la democracia y va a ser importante hablar con todos los sectores políticos”, le dijo al medio televisivo que lo entrevistó.

Sobre su intención de participar en la vida política de Bolivia, pese a que no confirmó ninguna candidatura, dejó entrever su deseo de incursionar. «Hemos sido exiliados por este gobierno autoritario que hubo, que era una dictadura de Evo Morales, y está en el derecho de todos el poder participar de unas elecciones. Querer coartarle a un refugiado político el derecho a participar políticamente sería continuar con la dictadura», dijo cuando fue consultado al respecto.Branko sigue los pasos del también empresario cruceño que fue vinculado al caso de presunto terrorismo Guido Náyar, que retornó al país hace un mes.EL DEBER