Iglesia católica expresa su preocupación por la ola de casos de violencia familiar

En la homilía dominical la Iglesia resaltó que “el núcleo familiar se está destrozando cada vez más” y llamó a la población a construir paz

Desde la Basílica menor de San Francisco, el padre Ben Hur Soto, secretario para la Pastoral de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), manifestó la preocupación de la Iglesia por la ola de hechos de violencia familiar que se registraron en los primeros días del año y que se traducen en feminicidios e infanticidios. 

«En 12 días que va del año 2020 hay 12 feminicidios, el núcleo familiar cada vez se está destrozando más y más. Padres que matan a sus hijos y mujeres asesinadas por sus esposos». 

Ante esta preocupación, del 10 al 12 de enero la CEB -desde su sección de Comunidades Eclesiales de Base (CEB’s)- llevó adelante un taller dirigido a los jóvenes para sensibilizarlos sobre este mal de afecta a la sociedad y donde la no violencia contra la mujer y la revitalización de la Iglesia fueron temas prioritarios.

Por otro lado, el padre Soto, durante su homilía de este domingo, pidió construir paz y no provocar enfrentamientos, en medio de una realidad que vive fuertes conflictos sociales, mensajes de amenazas que provocan enfrentamientos entre todos los bolivianos.

«Como Iglesia, llamamos a tener el Espíritu de Jesucristo, o sea, a construir la Paz. Esta «Paz» sólo se conseguirá viviendo y enviando mensajes de Fraternidad y no mensajes de amenazas insulsas que provocan enfrentamientos entre todos los bolivianos. Por eso el Señor nos Exhorta a todos a construir la Paz», indicó.

Por último, el presbítero destacó la preocupación de la Iglesia boliviana por los ataques entre Irán y EEUU, asimismo, animó a ser solidarios con el país de Australia por los incendios que atraviesa.

Fuente: eldeber.com.bo