Cotagaita clama ayuda y lluvias causan alarma en La Paz y Beni

En Cotagaita la situación ha mejorado luego de las riadas, pero hay más de 280 familias  afectadas que claman ayuda, de las cuales 27 fueron trasladadas a albergues temporales, pues sus viviendas fueron seriamente afectadas.

La época de lluvias también prendió las alertas en la ciudad de La Paz, donde se registraron derrumbes que obligaron parar una línea del teleférico, y también en Beni, donde un municipio se declaró en emergencia.



El director de la Unidad de Gestión de Riesgos de la Gobernación de Potosí, Fernando Elías, explicó que se ha movilizado equipo y personal a la zona de Cotagaita, que ha logrado restablecer la energía eléctrica en un 80% del municipio y que se ha normalizado la mayor parte de las vías de transporte.

Dijo que el reporte a la fecha es de 280 familias afectadas (más de 1.500 personas), de las que 27 son damnificadas, pues sus viviendas sufrieron serios daños, por lo que tuvieron que ser trasladadas a escuelas y al coliseo.

Los damnificados serán llevados desde hoy a unas carpas dispuestas por las autoridades, pues las unidades educativas deberán retornar a clases desde este lunes, tras dos días de suspensión de la actividad escolar.

El hospital de la zona y las oficinas distritales de educación fueron anegadas, lo que dificulta la atención de los afectados.

El Gobierno transitorio se comprometió a reconstruir las viviendas y a refaccionar el hospital.

Pero las carencias de los vecinos se han dejado sentir, según el alcalde de Cotagaita, Mauricio Navarro. “Quedamos sin ropa que vestirnos, no hay frazadas, no tenemos colchones, y a parte nuestros niños no tienen leche que tomar, desayuno, almuerzo o cena, no tenemos, estamos sufriendo con el desastre natural. Quisiera que nos ayuden a nivel nacional, que nos cooperen”, indicó a la red ATB.

El Gobierno movilizó 6,5 toneladas de ayuda, entre herramientas y vituallas, que ya están siendo repartidos.

También se activaron varios puntos de acopio de ayuda en varias ciudades del país, para recolectar alimentos, medicinas y ropa para los afectados.

El jueves, alrededor de las 10:00, una riada atravesó la población de Cotagaita afectando casas, llevándose al menos 10 vehículos y dañando seriamente varias infraestructuras municipales.

Ayer, la presidenta Jeanine Áñez garantizó que el Gobierno continuará enviando ayuda inmediata y ejecutará planes de reconstrucción de casas y el hospital.

 

La Paz

Las intensas lluvias registradas la noche del viernes y la madrugada de ayer provocaron derrumbes en dos barrios periféricos de la ciudad de La Paz, mismos que fueron atendidos por personal de la Alcaldía Municipal.

    El primer derrumbe se reportó en el barrio Tacagua, donde 35.000 metros cúbicos de tierra del farallón se deslizaron en el sector denominado Niño Kollo.

El secretario de Gestión Integral de Riesgo, Vladimir Toro, dijo que los trabajos de retención de mazamorra en ese sector, cercano a una de las torres de la línea morada de teleférico, “van a durar por lo menos una semana”. El derrumbe afectó a una de las torres del teleférico de la Línea Morada que se encuentra paralizada.

El segundo derrumbe se registró en el barrio Pasankeri y fue provocado por una filtración de agua de lluvia.

 

SEPA MÁS

Senamhi ratifica dos alertas por lluvias

El Servicio Nacional de Metereología e Hidrología  (Senami) informó que hay dos alertas vigentes. Una roja por la crecida de ríos en el trópico de Cochabamba y el sur de Beni; y otra naranja para los departamentos de La Paz (parte norte y Yungas), Santa Cruz (Yapacaní, Surutú y Piraí), Potosí (Tupiza, San Juan del Oro, Cotagaita, Tumusla) y Chuquisaca (Parapeti, Cuevo y Pilcomayo). El Senamhi pidió a las autoridades tomar cartas en el asunto para evitar tragedias.

 

SANTA CRUZ

Reparan defensivos del río Piraí

El director del Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí, Luis Aguilera, informó ayer que se iniciaron trabajos de reparación de los defensivos del río Piraí en la ciudad de Santa Cruz.

 

 Explicó que esos trabajos se realizan por el aumento del caudal de ese río por la época de lluvias y recordó que desde noviembre se han registrado 10 crecidas grandes de esa corriente.

 

 “Se está reparando los daños a los defensivos del río Piraí, por la altura del ingreso principal a las Cabañas, pedimos precaución por las obras realizadas, principalmente en esta época de lluvias, ya que el lugar de trabajo está cerrado para los visitantes”, dijo.

 

 Aguilera, tras realizar una inspección a los defensivos lamentó que vándalos procedan a dañar y debilitar esas estructuras que protegen a la población de posibles inundaciones.

 

 Asimismo, manifestó su preocupación por el daño en los geotubos, que para esta época la Alcaldía de Santa Cruz ya debería haber reparado.

 

4_p_2_apg.jpg

Un deslave en un barrio de La Paz, ayer.
APG

Declaran alerta roja en San Ignacio de Moxos

El alcalde del municipio beniano de San Ignacio de Moxos, Roberto Tibusa, declaró ayer la alerta roja en esa región debido a las fuertes lluvias e inundaciones registradas a la fecha.

  “Se declara situación de alerta roja municipal por fuertes lluvias e inundaciones con aplicación en distritos, comunidades, barrios, etc, a toda la provincia Moxos que se ve afectada por las fuertes y permanentes lluvias”, establece esa declaración municipal leída por Tibusa.

La autoridad explicó que se activa esta alerta roja cuando tras confirmarse la presencia de eventos adversos, que por su magnitud e intensidad pueden afectar y causar daños a la población, medios de vida, accesibilidad, servicios básicos y otros.

  “Se autoriza a las secretarías del gobierno municipal la aplicación del reglamento de gastos por alerta según su categoría que se ejecuten las acciones que el caso amerite”, señala el documento firmado y sellado por el Ejecutivo municipal.

El municipio de San Ignacio se encuentra a 90 kilómetros  al oeste de la capital de Beni, Trinidad, y está cerca del río Mamoré, que ha registrado crecidas los últimos días.

Las autoridades aun no tienen la cuantificación de los daños personales ni materiales.

Fuente: lostiempos.com