Hospital de Mairana podría quedar sin médicos en las próximas horas por amenazas a todo el personal

El jefe del hospital dio plazo hasta el final de la tarde para que las autoridades les garanticen que no serán agredidos por inadaptados
Personal médico del hospital de Mairana pide garantía para trabajar. Foto. Josué Chubé
El director del hospital municipal de Mairana, doctor Nicolás Cardona, afirmó que si al gremio no le brindan las medidas de seguridad hasta el final de la tarde de este viernes, se «marcharán a sus casas» porque consideran que no pueden seguir arriesgando su integridad física. Exigen garantías para continuar trabajando.

El galeno indicó a EL DEBER que» personas que no saben de medicina» amenazaron al personal del nosocomio señalando que ellos son los responsables de que algunos vecinos se contagien de coronavirus. “Si no nos dan garantías, nos vamos a nuestras casas, porque no puedo exponer a la gente”, indicó.

La tensa situación obligó a aumentar personal en el hospital en esta jornada con el objetivo de apoyarse en caso de agresiones. “Normalmente se hace turno de siete personas, pero ahora somos unos 25 para hacer frente a la turba en caso de que vuelvan. Nos amenazaron con cerrar el hospital”, agregó.



Este medio intentó comunicarse con el alcalde, Sinforoso Mamani, para conocer su posición sobre el pedido del director del hospital, pero no respondió al llamado.

La situación es complicada en este municipio ya que no cuenta con efectivos policiales. La noche del miércoles, los efectivos fueron agredidos teniendo que replegarse en Samaipata por seguridad. Para colmo de males, la carretera que une con la capital cruceña y con el departamento de Cochabamba, está bloqueada por un grupo de personas que pide levantar la cuarentena, cambiar el personal en algunas reparticiones municipales y elecciones nacionales.

Pacientes de Covid-19 a la deriva

En la comunidad Yerbabuena (jurisdicción de Mairana) existen siete personas con coronavirus que están aisladas; sin embargo, en caso de que los médicos y enfermeras decidan replegarse a sus domicilios, los enfermos quedarán a la deriva, porque no habrá quien les haga seguimiento al tratamiento que ya comenzaron.

Fuente: https://eldeber.com.bo