Caso respiradores: Pareja declara que cumplió instrucciones del Ministerio de Salud y Cancillería

El abogado del diplomático, Luis Fernando Roca, explicó que existe un decreto sobre el estado de emergencia sanitaria por la COVID-19, que instruye a los funcionarios a colaborar en este tipo de compras de urgencia.

El cónsul de Bolivia en Barcelona, Alberto Pareja

El cónsul de Bolivia en Barcelona (España), Alberto Pareja, involucrado en el caso de supuesta corrupción en la compra de 170 respiradores con un sobreprecio de unos dos millones de dólares, declaró que solo cumplió instrucciones. Así lo hizo conocer su abogado, Luis Fernando Roca, quien se refirió a la gestión emprendida por el Ministerio de Salud para la adquisición de los equipos de una empresa española. También explicó que si el diplomático tuvo contacto con alguno de los procesados en este caso, fue a través de la Cancillería boliviana, según EFE.

El jurista recordó que existe un decreto sobre el estado de emergencia sanitaria declarado en Bolivia por el coronavirus COVID-19 en el que se instruye a los funcionarios a colaborar en este tipo de compras de urgencia. Respecto de los hechos, Roca informó que su defendido solo verificó si la empresa española GPA Innova tenía esa cantidad de respiradores y que estaban disponibles para ser adquiridos. A su vez, después del proceso de compra, dijo que se solicitaron que colabore con el envío de los equipos en un vuelo especial a través de Boliviana de Aviación (BoA).



“Su única misión fue verificar la existencia física de los respiradores en la fábrica española. Cumplió esa tarea por instrucción del Ministerio de Salud, que consiguió su teléfono mediante la canciller Longaric”, indicó, según ERBOL.

De esta manera, dijo, citado por ABI, que se desvirtuó su participación en cualquier hecho irregular y sostuvo su inocencia.

LOS HECHOS Pareja fue aprehendido el miércoles en el departamento de La Paz a su llegada para brindar un informe en la Cancillería sobre las tareas que cumplió en el proceso de adquisición de los equipos. Luego, prestó sus declaraciones ante el Ministerio Público, que en la imputación solicitó su detención preventiva en la cárcel de San Pedro por los delitos de incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias.

El juez primero Anticorrupción, Alan Zárate, en audiencia virtual de medidas cautelares, determinó ayer su detención domiciliaria, que cumplirá en Santa Cruz, una fianza de 20.000 bolivianos y arraigo, una medida que impide su salida del país.

Es la quinta persona con acusación formal del Ministerio Público; tres de ellas permanecen en la cárcel mientras que el exministro de Salud Marcelo Navajas, que también tenía detención preventiva, podrá volver a su casa después de una intervención quirúrgica a la que será sometido por una afección en el corazón. El juez determinó su detención domiciliaria, el jueves.

Roca expresó su desacuerdo con la detención domiciliaria, pero subrayó la disposición de su defendido a colaborar en la investigación y reiteró que sigue siendo cónsul salvo que la Cancillería decida lo contrario.
El caso es el mayor escándalo por supuesta corrupción en los cerca de siete meses en el poder de Jeanine Áñez, quien anunció una revisión de todas las compras y contratos en Salud desde que asumió la presidencia de forma transitoria el pasado noviembre.
La compra se produjo después de que fueran autorizadas adquisiciones de urgencia sin trámites habituales, para reforzar el sistema sanitario con el fin de combatir la pandemia, pero con una rapidez inusual en unos cuatro días y pese a observaciones de funcionarios que advirtieron de posibles irregularidades, según transcendió antes de que el proceso judicial fuera declarado en reserva.

Pareja es hijo de la candidata a diputada de Juntos y exalta funcionaria de la Gobernación de Santa Cruz, Ruth Lozada, además de sobrino del presidente de la Aduana, Hugo Lozada. Fue designado en el cargo el 10 de febrero. Se desconoce si se mantendrá en sus funciones.

Fuente: www.opinion.com.bo