Covid-19: la producción de cocaína no cesa en Bolivia, aunque escasean precursores

La pandemia afectó la cadena de comercialización de sustancias ilícitas debido a la falta de insumos, las restricciones de tránsito y la disminución del comercio internacional.

Efectivos en el río San Miguelito de la población de San Julián (Santa Cruz), donde hallaron un laboratorio de cocaína, el 8 de junio.FELCN BOLIVIA

Thierry Rostan, representante de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) para Bolivia, a través de la webinar “COVID-19 y drogas: de la producción y el tráfico al consumo”, señaló que en Bolivia la pandemia del coronavirus, y el conflicto de noviembre de 2019, no afectó notablemente a los cultivos de la hoja de coca, principalmente, porque los arbustos crecen y se cosecha durante todo el año.

F2-POLICIAL-ESP-TOTORA-OPERATIVO
FELCN destruye una fábrica de cocaína el Totora (Cochabamba), el 6 de mayo.

Sin embargo, indicó que la cadena de producción y comercialización de cocaína se ha visto afectada por la “falta de precursores e insumos químicos”. A eso se suma las restricciones de tránsito y la disminución del comercio internacional.



Pese a esas dificultades, la producción de cocaína, pasta base y clorhidrato “no han cesado durante la pandemia”.

Efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) aprehendieron a varias personas en Cochabamba debido a que transportaban bidones de gasolina en camiones presuntamente con destino a esta actividad ilícita. Algunos cubrían el combustible con cargas de frutas y otros productos.

F3-POLICIAL-ESP-AVIONETA-SECUESTRADA
Secuestran una avioneta con 400 de cocaína en Santa Ana de Yacuma, el 27 de abril.

De acuerdo con la investigación de la UNODC, presentada el Día Internacional de la Lucha Contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, los narcotraficantes también han buscado adaptarse a las limitaciones que implica la pandemia del coronavirus. En ese sentido, en Bolivia y Colombia “los controles fronterizos redujeron el tráfico de cocaína por rutas terrestres y aumentaron el tráfico por mar y con aeronaves ligeras que usan pistas clandestinas”.

Thierry manifestó que en Bolivia el enfoque de “control social” se vio afectado después de noviembre de 2019. Sin embargo, el Estado continúa controlando el registro de los productores de coca y la superficie de sus plantaciones. También las tareas de erradicación en coordinación con las organizaciones cultivadoras de la hoja.

F4-POLICIAL-ESP-GASOLINA-TROPICO
Efectivos detienen cuatro camiones con 43 mil litros de gasolina presuntamente con destino al narcotráfico en la región del Trópico de Cochabamba, el 24 de abril.

EFECTOS El representante para Bolivia indicó que el cierre de los mercados de acopio, distribución y venta de la hoja de coca en La Paz y Cochabamba ocasionó una “reducción en los volúmenes de la hoja comercializada en mercados lícitos, además de una sobreoferta del producto que derivó en una reducción del precio”.

No descartó que la hoja de coca acopiada en grandes cantidades haya sido desviada con fines ilícitos.

¿QUÉ SE VIENE? Thierry considera que la pandemia, en los próximos meses, podría derivar en el cultivo de la hoja de coca en “zonas no autorizadas”.

“Se ha observado procesos de desmonte en áreas protegidas presumiblemente para ampliar los cultivos de coca. Podrían estar destinados para compensar las variaciones de los precios en los mercados”, manifestó.

Otro factor negativo que identificó es el aumento de desempleo y la pobreza que podría incrementar el consumo de drogas o que más gente considere el cultivo ilícito o tráfico de drogas como opciones para subsistir ante la crisis.

“Se prevé que la situación económica derive en que cada vez más familias vulnerables recurran a mecanismos de defensa negativos como el cultivo ilícito y una gran cantidad de mano de obra esté a merced de organizaciones criminales si no existen otras opciones de generación de ingresos”, reflexionó.

F5-POLICIAL-ESP-MARIHUANA-INCINERAN-CHUQUISACA
Incineran plantaciones de marihuana en la comunidad de Torre Pampa en Chuquisaca, el 21 de mayo

Apuntó que la COVID-19 presenta un problema grave a nivel mundial y que la reactivación económica es un desafío.

“Es necesario reforzar las estrategias y los esfuerzos de desarrollo integral o alternativo en las áreas de cultivos de coca”.

OPERATIVOS El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó, el viernes, que la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) realizó 4.701 operativos en el país durante siete meses, entre el 13 de noviembre de 2019 y el 22 de junio de 2020.

Los efectivos, en ese tiempo, secuestraron cinco toneladas con 133 kilogramos de cocaína base. Además, dos toneladas con 910 kilogramos de clorhidrato de cocaína. En total, ocho toneladas con 43 kilogramos.

También incineraron 363 toneladas con 188 kilogramos de marihuana y secuestraron dos toneladas con 858 kilogramos del producto ilícito. En total, 366 toneladas con 47 kilogramos de marihuana. La cantidad de droga fue de 374 toneladas con 90 kilogramos.

Asimismo, decomisaron 364.189 libras de hoja de coca. La FELCN destruyó 19 laboratorios de cristalización y 33 de reciclaje y 531 fábricas. Fueron secuestradas cinco avionetas y 287 vehículos. También incautaron 62 inmuebles.

1.583 personas fueron aprehendidas. Además, secuestraron 417.042 dólares americanos, 897.204 bolivianos, 779.000 pesos chilenos, 1.625 pesos argentinos y 507.263 reales brasileños.

El tráfico de drogas retornó gradualmente tras la flexibilización de la cuarentena, desde junio, de acuerdo con los datos de la dependencia antidroga. Los efectivos sorprendieron a varias personas en posesión de sustancias controladas en carreteras, domicilios y montes.

DENUNCIA Si tiene información acerca del tráfico de sustancias controladas puede realizar una denuncia anónima y colaborar en la lucha contra el narcotráfico.

La FELCN habilitó tres mecanismos para recibir denuncias: líneas telefónicas, en oficinas o unidades a nivel nacional y a través de mensaje privado en la página de Facebook.

Las líneas gratuitas habilitadas son: 118 en La Paz, Oruro y Potosí. En Cochabamba está el 800101114, en Santa Cruz 800101150 y en Chuquisaca el 800101344. También el 6644849 en Tarija, 76103990 en Pando y al 71546585 desde cualquier punto del país.

Fuente: www.opinion.com.bo