Aseguran que Michael Jordan fue clave para levantar el boicot en la NBA

La leyenda de los Chicago Bulls es el único afroamericano propietario de una franquicia de la liga, Charlotte Hornets, y dialogó con algunos jugadores antes de la reunión en donde se decidió continuar con los playoffs

Michael Jordan, dueño de Charlotte Hornets (Reuters)
Michael Jordan, dueño de Charlotte Hornets (Reuters)

Los jugadores de la NBA acordaron este jueves terminar su boicot de los playoffs en protesta contra el racismo y reanudar los juegos el viernes o el sábado. A la espera de concretar la fecha de regreso, la liga suspendió por segunda jornada consecutiva los tres partidos que debían disputarse este jueves y aguarda por el reinicio.



La rabia y frustración se han expandido desde el lunes en la burbuja de Orlando por el ataque contra el afroamericano Jacob Blake, quien fue baleado por la espalda por dos policías del estado de Wisconsin (norte) cuando entraba a su camioneta ante la mirada de sus tres hijos. Los Milwaukee Bucks fueron los primeros en negarse a jugar el miércoles su quinto partido de primera ronda ante los Magic, lo que precipitó que toda la jornada se suspendiera y los jugadores evaluaran cancelar el resto de la temporada.

Según informó la cadena de ESPN fue el propio Michael Jordan quien logró revertir el ánimo que había dentro del parque de Disney World y a través del diálogo hizo que varios jugadores se inclinen por la opción de continuar con la temporada. Hasta ese momento, había un núcleo duro de profesionales que apoyaban la idea de cancelar la actividad y así dar un fuerte mensaje a todo el país en contra de la violencia racial.

Los jugadores de Milwaukee Bucks iniciaron la protesta (USA TODAY Sports)
Los jugadores de Milwaukee Bucks iniciaron la protesta (USA TODAY Sports)

Jordan se acercó al presidente de la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto, Chris Paul, antes de la reunión de propietarios para comprender mejor el éxito que los jugadores esperaban tener en el futuro y ofrecer ayuda mientras exponen su caso a la junta de gobernadores de la NBA”, señaló ESPN.

Vale recordar que la leyenda de los Chicago Bulls es el único afroamericano propietario de una franquicia en la liga. Además, al haber estado del otro lado, y haber sido uno de los mejores -sino el mejor- basquetbolista de la historia, su voz es escuchada por la asociación de jugadores.

“Jordan también habló con la estrella de los Houston Rockets, Russell Westbrook, sobre cuestiones de justicia social que inicialmente dejaron a algunas estrellas abogando por la cancelación de la temporada”, describe el artículo. Tras estos diálogos, la postura de varias figuras cambió y entonces se votó por continuar con la temporada, aunque las jornadas de miércoles jueves y, tal vez, viernes, se hayan postergado.

Pero no solo esto, sino que en la reunión de propietarios fue MJ quien habría recalcado la importancia de escuchar a los jugadores y apoyarlos en su lucha. “Ha sido un jugador de alto perfil que ha ganado campeonatos. También es dueño de un equipo de mercado pequeño. Tiene una gran credibilidad tanto con los jugadores como con los dueños”, señaló un funcionario a ESPN.

Lebron James era uno de los que quería dar por finalizada la temporada (USA TODAY Sports)
Lebron James era uno de los que quería dar por finalizada la temporada (USA TODAY Sports)

De acuerdo con varios periodistas especializados, los veteranos Chris Paul y Andre Iguodala, presidente y vicepresidente primero de la Asociación de Jugadores (NBPA), lideraron la conversación del jueves subrayando las implicaciones que tendría negarse a terminar la temporada, que se reanudó el 30 de julio tras el parón por el coronavirus y debería concluir en octubre.

Los basquetbolisas, que en los próximos días podrán comenzar a recibir visitas, no quieren echar por la borda los sacrificios que han hecho aislándose en el último mes y medio de la pandemia de coronavirus en Disney World, y finalmente pusieron en duda que su impacto social pueda ser mayor sin la competición en juego.

El miércoles, la directora ejecutiva de la NBPA, Michele Roberts, les detalló las consecuencias económicas que tendría para ellos la cancelación definitiva de la temporada. Además de los salarios perdidos por los partidos cancelados, la NBA podría aplicar la cláusula de “fuerza mayor” para extinguir el actual convenio laboral con los jugadores y renegociarlo después a la baja.

La NBA, que según estimaciones podría perder unos 1.000 millones de dólares por el impacto del coronavirus, invirtió unos 150 millones de dólares en crear la llamada “burbuja” de Disney World para resguardar a los jugadores de la pandemia.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Los jugadores de la NBA decidieron levantar el histórico boicot y reanudar los playoffs en Orlando

Identificaron al oficial de policía que disparó siete veces a Jacob Blake

Con información de AFP

Fuente: infobae.com