«Comité ejecutivo se expone a la justicia penal por desafiar a la Constitución»

Para la jurista, los actuales directivos de la Federación Boliviana de Fútbol “no tienen argumentos, saben que tienen que cumplir hoy o mañana y tendrán que asumir las consecuencias”.

Campeones



lunes, 31 de agosto de 2020 · 00:04

Fuente: paginasiete.bo

Roxana Pomier F.  / La Paz

Según Mary Carrasco, abogada constitucionalista, Robert Blanco asumirá hoy el cargo de presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).  El viernes venció el plazo que dio el Tribunal Constitucional para que el comité ejecutivo dé curso a la orden de no impedir que el directivo cruceño tome el mando del ente.

“Si siguen en la misma situación de impedir el ejercicio del cargo de presidente del señor Robert Blanco, la consecuencia será el que sean sometidos a la justicia penal y, por supuesto, serán privados de libertad”, advirtió Carrasco.  Este medio intentó comunicarse con Marco Rodríguez, miembro del comité ejecutivo de la FBF, pero no contestó a su celular.

¿En qué puede desencadenar este lío en la federación?

Desde el punto de vista de la Constitución boliviana, todos los fallos de un Tribunal Constitucional deben ser acatados y cumplidos. No existe recurso ulterior, dice claramente la Constitución. El 18 de agosto se emitió un fallo por el cual se estableció, desde el alto tribunal, que el señor Robert Blanco es el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, esto en cumplimiento y aplicación del estatuto vigente de 2017. Esa decisión es de conocimiento, desde el 18 de agosto, de todo el comité ejecutivo. Ya son más de 10 días que no cumplen el fallo. Están conminados y el viernes se cumplieron tres días desde que el Tribunal Constitucional de Santa Cruz estableció que el fallo debe cumplirse ante una denuncia formulada por nosotros de que ellos no sólo no cumplieron el fallo si no que continuaron haciendo actos de disposición, especialmente de la cuentas de la federación y por consiguiente desde el lunes (hoy) estas decisiones del Tribunal Constitucional, con la conminatoria, si siguen en la misma situación de impedir el ejercicio del cargo de presidente del señor Robert Blanco, la consecuencia será el que sean sometidos a la justicia penal y, por supuesto, serán privados de libertad porque el acto o los actos son absolutamente ilegales, más con todas las advertencias que se hicieron y ellos siguen como si nada ocurriera, indican que firmarán  contratos, etc.

Eso nos parece un desafío a la justicia constitucional y eso no puede ser permitido por el Estado boliviano. Pero, además, hay un añadido. El Estado boliviano, en su estructura, tiene órganos para que funcione, uno de los órganos es el Órgano Ejecutivo, en el que está el Viceministerio de Deportes. Siendo Estado, el Viceministerio de Deportes también está conminado a que haga cumplir las decisiones del Estado, de tal forma que como el señor Rodríguez ya no es presidente de la federación, todos los actos serán anulados.

¿Esto no es una injerencia?

No. El señor Rodríguez y todo el comité ejecutivo saben con qué estatuto fueron elegidos, ahí no hay duda. Fueron elegidos con el estatuto de 2017 y lo  mínimo que tenían que hacer es respetar el estatuto con el que fueron elegidos y no modificar un estatuto que no está registrado, del 2019. No es posible que ahora involucren otro argumento como el hecho de decir que es una injerencia. Primero,  el propio artículo 67 del estatuto de la FIFA establece que todas las disposiciones que se emitan tanto en las federaciones como las asociaciones y toda esa estructura organizativa que tiene el fútbol en el mundo deben estar a la luz de la Constitución vigente en cada Estado. Eso quiere decir que no existe un Estado paralelo, como está pretendiendo decir el señor Rodríguez en su falta de análisis jurídico. Lo que tenemos que hacer, como bolivianos, es respetar nuestra Constitución.

Usted dice que Blanco asumirá el lunes (hoy), ¿qué pasa con la suspensión?

No era pues resolver el tema por el camino más desastroso de violación de derechos del señor Blanco. Lo destituyeron sin haberle previamente anunciado, notificado, sin haberlo escuchado, en un proceso inquisitivo en el que ellos mismos son jueces y parte, donde él mismo (Rodríguez) firma como vicepresidente, pero además se autonombra como presidente y se ratifica. ¿Qué clase de procedimiento es ése? No tienen argumentos, saben que tienen que cumplir hoy o mañana y tendrán que asumir las consecuencias: actos nulos, proceso penal, privación de libertad y, por supuesto,  el resarcimiento que un día habrá para todos los manejos de la federación, sabiendo que el señor Rodríguez ya no es presidente.

¿Por qué Blanco se presenta en oficinas de la FBF, pese a estar sancionado?

Los dirigentes de la federación fueron conminados y esa conminatoria se cumplió el viernes. Tenían tres días. El lunes, el señor Blanco hará los actos que tiene que hacer un presidente de la federación.

¿Qué pasa si le vuelven a cerrar las puertas, como la semana anterior?

La conducta del comité ejecutivo es muy grave, sin temor al orden establecido en el Estado boliviano, prácticamente en un desafío a todo lo que es el Estado de Derecho constitucional. Están llevando adelante, sí o sí, actos nulos. Quienes están haciendo contratos, quienes están logrando obligaciones de la FBF con alguien que no es presidente también sufrirán las consecuencias económicas porque no es correcto que paralelamente a que el Estado haya dado una sentencia constitucional, el comité ejecutivo no cumpla.