Conmoción en Detroit: declararon muerta a una mujer, pero los trabajadores de la funeraria se dieron cuenta que estaba viva

El caso corresponde a una mujer de 20 años de la ciudad estadounidense. Oficiales de policía la vieron moverse luego de que se la considerara fallecida, pero las autoridades sanitarias aseguraron que el movimiento era un efecto de la medicación suministrada

 

infobae-image

Los trabajadores de una casa funeraria de Detroit, Michigan, se vieron conmocionados este domingo luego de que una mujer presuntamente muerta que habían recibido mostrara signos de vida.



El caso corresponde a una mujer de 20 años, quien sufrió un infarto ese mismo día. En diálogo con medios locales, trabajadores de la casa funeraria explicaron que recibieron un llamado para retirar el cuerpo de una persona fallecida, pero al llevarla al inmueble notaron que respiraba.

La mujer, cuya identidad no fue revelada para proteger su privacidad, fue declarada muerta por paramédicos que respondieron al llamado luego de que colapsara. En un comunicado propio, el jefe del cuerpo sanitario, Johnny L. Meniffee, dijo que la mujer no respiraba cuando llegaron a su casa.

Sin embargo, los trabajadores de la casa funeraria notaron que la mujer se encontraba con vida, e inmediatamente se contactaron con las autoridades. El comisionado segundo del departamento de bomberos de Detroit, Dave Fornell, dijo a la cadena ABC que recibió una llamada indicando que una mujer en la funeraria se encontraba con problemas para respirar.

Sin embargo, no descifraron la historia completa hasta llegar. “Realizaron las investigaciones de rigor y allí fue cuando los trabajadores de la funeraria les dijeron que la mujer estaba camino a ser embalsamada. Nos sorprendió bastante, no podíamos creerlo”, recordó.

La mujer fue luego llevada al hospital Sinai-Grace. Las autoridades de la institución no han publicado detalles de su estado de salud ni información adicional. El cuerpo de policía de Southfield, localidad de Detroit, está investigando el incidente.

Tras el traslado del cuerpo en una bolsa a una funeraria local, los trabajadores del centro que iban a proceder a la aplicación del formol se percataron de que la mujer aún presentaba signos vitales. Al igual que pasó con la mujer en Detroit, Rodríguez de Duarte fue inmediatamente trasladada al hospital para continuar con su recuperación.