Detrás de más del 50% de casos de haitianos hay menores de 3 a 17 años

Cuando fueron retenidos en Bolivia, ninguno viajaba con sus padres. Solo uno de ellos iba con su primo, el resto con gente ajena.

 

 



Hay 12 niños detrás de los ocho casos de trata y tráfico de haitianos que las autoridades migratorias identificaron en Bolivia.

Se trata de menores de entre 3 y 17 años de edad. Uno de ellos falleció el mes pasado, de acuerdo con un reporte de la Dirección General de Migración.

La situación de casi el 100% es irregular porque portaba documentos “que tú los puedes hacer en tu casa”.

El director departamental de Migración, Sami Aliss, puso en duda la veracidad de la supuesta autorización con la que los haitianos adultos sacan a los menores de edad de su país.

Se presume que consorcios de abogados de Haití se encargan de emitir esos documentos sin validez.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, abrió la posibilidad de que detrás haya una red de trata y tráfico de órganos.

Su aseveración no está muy alejada de la realidad. Leronel Mortimé, representante del Observatorio Haitiano de Trata y Tráfico de Personas alertó que el fenómeno es usual en varios puntos fronterizos de ese país.

El organismo informó que, en ese lugar, a inicios de agosto de 2020, la Brigada de Protección de Menores interceptó a una pareja intentando cruzar ilegalmente el límite acompañada de seis niños. Con cinco de ellos no tenían vínculo familiar alguno, y los arrestados no pudieron proporcionar ninguna autorización de viaje.

Los padres de los menores entrevistados declararon que pagaron unos 100 dólares a un contrabandista, bajo la promesa de adopción en República Dominicana, de acuerdo con un reporte de Prensa Latina.

Hay más antecedentes de este tipo, incluso en Bolivia, donde en 2010, por ejemplo, la Fiscalía rescató a 27 niños haitianos que viajaban con una sola persona.

Aquel entonces, uno de los niños contó que su padre recibió dinero del presunto cabecilla de la banda, por lo que no se descartó que algunos pequeños hayan sido comprados, mientras que otros fueron simplemente raptados, de acuerdo con una publicación de la BBC.

La situación es más compleja en el caso de los niños interceptados en agosto y septiembre de 2020 en Bolivia, porque no hablan español.

Inclusive, para las autoridades bolivianas fue complejo interrogar a los adultos, considerando que la mayoría solo dominaba su idioma natal. Contrataron traductores.

DETALLES

En más del 50% de casos de haitianos interceptados en Bolivia entre agosto y septiembre identificaron niños.

En el primer caso de agosto había dos menores, uno de ellos falleció por intoxicación.

En otro operativo del 20 de ese mismo mes encontraron a tres niños, “todos irregulares, los menores no tienen documentos”, informó el director general de Migración, Marcel Rivas.

Al día siguiente, se hallaron cuatro menores más que viajaban con supuestos tutores.

En un nuevo operativo se interceptó a dos niños y una niña de 3, 4 y 8 años, respectivamente. “El niño estaba solo con el primo”.

Otro caso reportado en Cochabamba dio con otro niño.

En total, son una docena de pequeños hallados entre agosto y septiembre de esta gestión.

Proyección

Las Autoridades bolivianas tienen un encuentro con Chile y Brasil el martes 15 de septiembre. La intención es plantear un trabajo conjunto en el caso haitianos.