Llamadas y cartas refieren que Clavijo fue visto vivo en Chile, Perú y México

El Ministerio de Gobierno recibió unas 35 llamadas telefónicas de personas que no tienen conexión entre sí y cartas anónimas que denunciaron que el exteniente de la Policía Boliviana, Jorge Clavijo, uno de los agentes más destacados del gobierno de Evo Morales y responsable del feminicidio de su propia esposa, fue visto con vida en Perú, Chile y hasta en México.

Gobierno duda de la muerte de Jorge Clavijo, del tema habla el Viceministro de Régimen Interior, Javier Issa. Video: Red Uno

 



  • La exhumación del cuerpo de Jorge Clavijo, el pasado viernes en La Paz. | APG

Desde noviembre de 2019, llegaron hasta el Ministerio de Gobierno cartas anónimas y decenas de llamadas telefónicas de personas que “conocen” al teniente Jorge Clavijo y que refieren que habría sido visto vivo en Perú, Chile y México.

“Es el propio pueblo quien ha solicitado que este caso se reactive. Existe mucha susceptibilidad por parte de la gente, que siente que este caso no ha concluido”, refirió el viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa.

Clavijo intervino en el hotel Las Américas y es autor de la muerte de su esposa, la periodista Hanaly Huaycho. Tras el hecho, ocurrido en 2013, se habría quitado la vida.

Sin embargo, las cartas que llegaron al Ministerio afirman que él está con vida. Tres personas aseguran haberlo visto en Chile; otras, en Perú, y una más, en México.

“Si el cuerpo que se exhumó el viernes pasado no es Clavijo, activaremos todos los mecanismos para dar con él y procesar al fiscal a cargo del caso, investigadores policiales y todas las personas que tuvieron algo que ver”, dijo Issa.

“¿Qué va a pasar si no es él? Yo ya estoy susceptible. ¿En qué quedamos nosotros? Yo no puedo decir si era él o no, yo no podía reconocerlo porque era cadáver”, declaró el viernes Martha Hannover, madre de la periodista asesinada.

La madre no pudo contener su dolor y se desató en llanto. Expresó sus deseos de que el cuerpo exhumado realmente corresponda al autor. “Lo único que busco es justicia para mi hija”, dijo.

Tras siete años y medio del hecho de sangre, el cadáver será sometido a varias pruebas para confirmar si pertenece o no al uniformado, que también participó del operativo en el hotel Las Américas en 2009. La hipótesis —según Issa— es que su esposa, como periodista, tenía conocimiento del montaje de ese caso, por lo que fue asesinada.

“La familia de Clavijo está colaborando con todas las pericias que se vienen realizando. No existe oposición al trabajo de los peritos del IDIF (Instituto de Investigaciones Forenses). Se tomaran las pruebas de ADN al hijo de Jorge Clavijo. Estos resultados serán conocidos en 20 días”, aseguró Issa.

El pasado viernes, el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa Ponce, informó que de acuerdo al reporte emitido por el director nacional del IDIF, Andrés Flores, un equipo multidisciplinario procedió a la exhumación de los presuntos restos óseos de Clavijo y luego se tomaron placas radiográficas.

Los restos fueron puestos en una bolsa forense y trasladados en el camión a la morgue del IDIF de La Paz, bajo cadena de custodia. Al sacar los restos del féretro, se observó que el cadáver presentaba esqueletización y descomposición

El cuerpo exhumado será sometido a cuatro pruebas, la tanatología del cadáver, antropología, conjuntamente con peritos odontológicos y, por último, la toma de pruebas genéticas.

PUNTOS CLAVE DEL CASO

Feminicidio de Hanaly

En febrero de 2013, la periodista de PAT Hanaly Huaycho fue asesinada con 15 puñaladas propinadas por el teniente Clavijo. El caso fue cerrado cuando se descubrió el supuesto cuerpo del autor en los Yungas de La Paz.

Informes y pericias falsas

Existen sospechosos (peritos del IDIF, investigadores y políticos) de haber mentido sobre la identidad del cuerpo encontrado en los Yungas.

Jorge Clavijo

El exteniente fue parte del grupo policial especial que intervino en el hotel Las Américas en abril de 2009, donde se ejecutó a integrantes de un supuesto grupo terrorista.

Fuentes: Los Tiempos / Red Uno