Presidenta destaca el desarrollo, unidad y modernización de Santa Cruz en los 210 años de su gesta libertaria

Fuente: ABI

La presidenta del Estado, Jeanine Áñez,  participó, este miércoles, en la Sesión de Honor del Concejo Municipal, en ocasión de los 210 años de la gesta libertaria de Santa Cruz,  que se conmemora mañana jueves; en la oportunidad, a nombre del Gobierno, destacó el desarrollo, unidad y la modernidad de esa región.



«Santa Cruz nos ha dado una lección al continente o quizá al mundo, esa lección consiste en que a cientos de kilómetros de las costas es posible una economía próspera, contagiada por valores humanistas», afirmó la Jefa de Estado.

La autoridad ponderó también la importancia de la capital cruceña, catalogada como una de las 10 urbes de mayor desarrollo en Latinoamérica, con igualdad e inclusión a quienes decidieron radicar en esa región y aportar en su desarrollo.

Los actos protocolares se realizaron con la presencia del Gobernador cruceño, Rubén Costas, el Arzobispo de la Arquidiócesis de Santa Cruz, Sergio Gualberti, además de otras autoridades nacionales y locales.

También estuvieron presentes el comandante de la Policía Boliviana, general Rodolfo Montero, el presidente del Tribunal Departamental Electoral (TED) Saúl Paniagua, además de representes cívicos.

En el evento, Áñez afirmó que la ciudad de Santa Cruz es un ejemplo de desarrollo, en el entendido que las grandes sociedades se construyen con el 10% de la ayuda del Estado y el 90% del trabajo de sus habitantes, que tienen la confianza de sus autoridades y evitan la confrontación.

«Sería muy desleal, de parte de cualquier gobierno, negar que Santa Cruz es lo que es gracias a la iniciativa privada y de miles de familias cruceñas», dijo.

«Si no hay igualdad social, no estamos ante una sociedad que se moderniza, sino, estamos ante una sociedad que hace prosperidad de élite, prosperidad para los pocos, prosperidad oligárquica, prosperidad para los dirigentes del sindicato, prosperidad para los del partido político, para los del barrio privilegiado», agregó.

En este sentido, destacó que la modernización de una comunidad se construye con derechos y deberes.

Asimismo, la Presidenta alentó a la sociedad cruceña a construir su desarrollo sobre la base del trabajo, la unidad, sin miramientos por el origen étnico, creencias religiosas, ideologías políticas o cualquier otra postura o tabú que genere discriminación.