Longaric ante el Parlamento Europeo: Las reglas de la democracia estarán presentes en las elecciones y los bolivianos van a resguardar el proceso

 

Los 14 años del gobierno de Evo Morales y el MAS estuvieron marcados por el narcotráfico y la corrupción, dijo Karen Longaric

eju.tv



La Canciller de Bolivia, Karen Longaric declaró hoy en la sede del Parlamento Europeo, en Bruselas, que  «las próximas elecciones se van a celebrar en un marco de transparencia, libertad e inclusión. El partido que ganare va a gobernar, esperemos, en democracia y la aceptación del pueblo».

Dijo que el gobierno de la presidenta Jeanine Áñez, que recuperó las libertades conculcadas por el regimen de Evo Morales, garantiza que «las reglas de la democracia estarán presentes en las elecciones y el pueblo boliviano va a resguardar ese proceso».

Expresó que los ciudadanos bolivianos no hacen resistencia a los actores políticos que conforman el partido de Evo Morales, «a quien resisten es a Morales que se caracterizó por desplegar un gobierno totalitario», marcado por el narcotráfico y la corrupción, afirmó Longaric.

La canciller hizo un recuento de las acciones desplegadas por Evo Morales durante los 14 años en el poder, lapso en el que controló a todos los poderes del Estado, persiguió y reprimió a los opositores y atacó a la prensa independiente, apuntó.

Longaric mencionó los «delitos» por los que ahora el gobierno y otras instituciones buscan el juzgamiento de Evo Morales ante la justicia y destacó las recientes denuncias sobre presunto abuso sexual de menores, al haber sostenido relaciones con niñas de 14 y 15 años de edad durante su ejercicio como presidente.

Longaric, quien agradeció el recibimiento a la delagación boliviana en la sede del Parlamento Europeo, también llamó la atención sobre el manoseo que sufrió la diplomacia boliviana durante el gobierno de Evo Morales, en que «hubo una evidente politización de la cartera de Relaciones Exteriores. Estaba impregnada de una ideología adscrita al socialismo del siglo XXI», precisó.