La CIDH recoge datos en escenario desfavorable para gente ajena al MAS

  • La audiencia de Casimira Lema, sometida a abucheos de víctimas de Senkata y afines al MAS. | RRSS
Fuente: Los Tiempos / Bolivia
Wilson Aguilar

El trabajo del grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)  que investiga los hechos de violencia ocurridos en el país en 2019 se desarrolla en un ambiente de polarización extrema, al advertirse que sólo un sector se considera víctima de los sucesos pre y poselectorales y acusar a otros damnificados de ser artífices de los enfrentamientos o de apoyar a la administración transitoria.

Tal como adelantara el denominado Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), la labor que desarrolla considera la “centralidad del sufrimiento de las víctimas” para determinar acciones en favor de los mismos.

En las dos últimas jornadas, el GIEI programó una serie de reuniones con autoridades y víctimas, entre otros.



Uno de los primeros encuentros del grupo de expertos fue con las víctimas de la zona sur de La Paz, específicamente El Pedregal, oportunidad en que asistieron familiares o personas afectadas por hechos de violencia.

En estos días, se observó el grado de polarización y resentimiento de sectores para con otras personas.

Esto sucedió en el coliseo de una escuela de Chasquipampa, donde se presentaron dos víctimas de la violencia del Movimiento Al Socialismo (MAS): la periodista Casimira Lema y la estudiante Yareth García.

La reunión, que acogió a por lo menos 80 personas, se constituyó en un espacio de acoso y violencia psicológica, particularmente contra Lema, al intentar ella exponer las circunstancias en que una turba quemó su vivienda a horas de la renuncia de Morales.

“Simplemente vengo a pedir justicia por la quema de mi hogar. Como familia tenemos una herida grande. Vengo a pedir justicia”, se le oye decir a Lema, en un video emitido por Erbol.

Se observa que, mientras intentaba dar detalles, varias personas en el auditorio vociferaban: “Mentira, mentira. Ha sido parte del golpe. Golpista, golpista”, por lo que no pudo exponer en detalle todo lo acontecido la noche del 10 de noviembre de 2019, fecha en grupos movilizados del MAS recorrieron diferentes zonas de la ciudad para sembrar terror.

“Por favor, pedimos respeto. Comprendemos que hay una polarización, pero necesitamos escucharnos. Todos tendremos la oportunidad de hablar”, manifestó el experto brasileño Marlon Weichert.

Posteriormente, Yareth García presentó una carta en la que relata lo ocurrido el 22 de noviembre de 2019. Ella recibió el impacto de una granada de gas lacrimógeno en la cabeza a corta distancia, que la dejó inconsciente. Fue sometida a una craneoplastia, pero las secuelas continúan.

Brújula Digital señala que García también fue acosada, con gritos de “basta” y “silencio”, según testigos del hecho. De todos modos, la periodista y madre de García, Rossio Clavijo, señaló que Lema se llevó la peor parte.

Defensoría ofrece colaborar a expertos

La defensora del pueblo, Nadia Cruz, se reunió ayer con el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que investiga en el país los hechos de violencia y muertes ocurridos entre septiembre y noviembre de 2019.

En la reunión, la Defensoría comprometió todo el apoyo al trabajo de los peritos internacionales, sobre todo de aquellos que derivaron en 37 muertes, 27 de las cuales fueron catalogadas como delitos de lesa humanidad, en Sacaba y Senkata.

Ayer con Senkata, el sábado con Sacaba

El Grupo Interdisciplinarios de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se reunió ayer con las víctimas de Senkata para recabar información sobre la docena de muertes registradas en los hechos de noviembre de 2019.

El activista y representante de Derechos Humanos de El Alto David Inca dijo que se conformaron tres grupos: familiares de los fallecidos, heridos y detenidos, para dar a conocer lo acontecido entre el 11 al 19 de noviembre del año pasado.

“Los heridos de bala son más de 40 personas, el grupo de detenidos son más de 20 y de los fallecidos han venido los familiares de las personas que han sido asesinadas”, indicó.

A través de la señal de Bolivia TV, se observó el relato de los familiares de la víctimas, mencionaron que en los hospitales de la ciudad de El Alto no quisieron atender a las personas heridas porque eran consideradas masistas. Agregaron que los medios de comunicación tampoco quisieron oír las denuncias.

En Cochabamba

Los expertos de la CIDH llegarán este sábado a la sede de los cocaleros en Lauca Ñ, Shinahota, para reunirse con los heridos y familiares de los fallecidos en Huayllani el 15 de noviembre de 2019.

Así lo informó el delegado de los familiares de los fallecidos, Gerardo Puma, en una entrevista en LT a Fondo. “Ya nos reunimos, ya hemos tomado el primer contacto”, dijo. En noviembre del año pasado, en medio del conflicto poselectoral, 12 personas fallecieron en la zona de Huayllani, Sacaba.