Bill Gates ve en la India un modelo para el mundo por su decidida apuesta por las finanzas digitales

La Interfaz de Pagos Unificado (UPI) del Gobierno indio engloba todas las entidades financieras del país y facilita la transferencia de fondos directamente entre cuentas.
Bill Gates ve en la India un modelo para el mundo por su decidida apuesta por las finanzas digitales

Fuente: Actualidad RT

 

El filántropo multimillonario Bill Gates, cofundador de Microsoft, ha elogiado a la India como modelo global por sus políticas de innovación e inclusión financiera, informa Bloomberg.



La India se ha dotado, entre otras cosas, de un sistema universal de identificación y de una plataforma de pagos digitales que facilita las transacciones interbancarias. Esta semana, durante su intervención virtual en el Festival FinTech de Singapur, Gates declaró que esas tecnologías han ayudado a reducir drásticamente el costo y la dificultad de la distribución de ayuda a los pobres, en especial durante la pandemia del coronavirus.»Si la gente pretende estudiar un país en este momento, que no sea China, yo diría que deberían mirar a la India», dijo el cofundador de Microsoft. «Las cosas realmente se están desarrollando allí» y la innovación en torno al sistema de pagos digitales «es fenomenal«, agregó.

Las preocupaciones

La Interfaz de Pagos Unificado (UPI, por sus siglas en inglés) del Gobierno indio engloba todas las entidades financieras que operan en ese país y facilita la transferencia de fondos directamente entre las cuentas bancarias de los usuarios en tiempo real. El cofundador de Microsoft señaló que su organización sin fines de lucro, la Fundación Bill y Melinda Gates, está ayudando a algunas naciones que no tienen estándares establecidos a implementar sistemas similares al UPI basados en tecnologías de código abierto.

La India cuenta con el sistema de datos de identificación biométrico más grande del mundo, denominado Aadhaar. Según Bloomberg, esa plataforma plantea preocupaciones sobre la privacidad, porque también se podría usar para la vigilancia gubernamental de los ciudadanos. Además, en 2018 la prensa local denunció que datos tan sensibles como el nombre, el número de teléfono y la dirección de millones de personas obtenidas de ese sistema se vendían por poco menos de 8 dólares.