Dos sujetos son sentenciados a 30 años de cárcel por asesinato en Cobija

 

Fuente: Prensa FGE



El Fiscal Departamental de Pando, Marco Peñaranda, informó hoy que, en audiencia de juicio oral, el Ministerio Público demostró con pruebas contundentes que Ennier Silvestre Guedes Cabalcante de 20 años de edad y Alberdane López da Silva de 32 años, son autores del delito de Asesinato cometido en contra de Hollman Z.T. de 37 años con tres impactos de proyectiles de arma de fuego por lo que el Tribunal de Sentencia Primero emitió condena a 30 años de cárcel en el penal de Villa Busch de la ciudad de Cobija.

“Durante el desarrollo de la audiencia de juicio oral, el Ministerio Público ofreció las pruebas documentales y testificales consistentes en el informe policial que demostró la existencia del hecho, acta de secuestro del arma de fuego calibre 32 mm y de tres proyectiles, acta de desfile identificativo, el informe pericial balístico forense que demostró la coincidencia del arma de fuego y los proyectiles extraídos del cuerpo de la víctima, el protocolo de autopsia y otros elementos que fueron valorados por la autoridad jurisdiccional”, dijo Peñaranda.

De acuerdo a los antecedentes, el hecho se registró el 8 de junio del 2018 aproximadamente a horas 20:10 cuando Hollman Z.T. y su esposa se encontraban a bordo de una moto circulando por la ciudad de Cobija, donde fueron interceptados por dos sujetos que también se encontraban a bordo de otra motocicleta, en ese momento los hombres realizaron varios disparos contra la pareja, logrando impactar contra la humanidad de Hollman. Luego del hecho los hombres se dieron a la fuga mientras que la víctima fue trasladada al hospital para su atención médica; sin embargo, minutos después falleció.

La esposa de la víctima logró identificar a su medio hermano, Ennier Silvestre Guedes Cabalcante, como uno de los antisociales que hirió a su esposo y al momento de su aprehensión fue encontrado junto con Alberdane López da Silva de nacionalidad brasileña quien resultó ser el segundo atacante.

Según el protocolo de autopsia se estableció como causa de muerte shock hipovolémico por impacto de tres proyectiles de arma de fuego, dos en la espalda y uno en el rostro. Los proyectiles extraídos del cuerpo y el arma de fuego que se secuestró a los ahora sentenciados fueron comparados mediante pericia balística, demostrándose la coincidencia entre ambos.