Falleció el padre Ricardo Campos, un religioso cercano a los jóvenes

Impulsó los proyectos salesianos de trabajo con jóvenes, como EJE, ENE y ESCOGE. El Covid-19 se cobró la vida del carismático sacerdote.

Fuente: El Deber 

Quienes compartieron con él de cerca lo califican como cordial y austero. Con un espíritu siempre jovial, el padre Ricardo Campos Ruiz falleció el pasado 8 de febrero víctima del Covid-19.



Campos nació en Chuquisaca, un 27 de agosto de 1938, se destacó por su trato cercano, su inagotable ingenio y su compromiso con los jóvenes.

Reconocido por su intensa actividad parroquial, también participó como director de diversos colegios, sobre todo en la ciudad de La Paz.

El religioso priorizó el trabajo y orientación con los jóvenes. Desde mediados de los años 70, formó parte del movimiento por un mundo mejor y, posteriormente, el programa Eje y Escoge, un encuentro espiritual destinado a la juventud.

El padre Campos llegó a Santa Cruz el año 2005, tras un recorrido por numerosas obras de la iglesia en La Paz y Cochabamba. Su primer destino en tierras cruceñas lo llevó a Montero para desempeñar funciones pastorales en la parroquia San José de la Floresta. Y en el 2008 se trasladó a la capital cruceña con el propósito de acompañar la vida espiritual y pastoral en la parroquia María Auxiliadora y el Colegio Don Bosco.

Preocupado por la situación de los niños y jóvenes en situación de riesgo, el padre Campos intervino en diversos programas de apoyo a estos sectores entre el 2009 y el 2013. Ese año asumió un nuevo servicio en el albergue Miguel Magone o Don Bosco Sur,  donde permaneció por 5 años.

En 2019 regresó al colegio Don Bosco de Santa Cruz. A finales del 2020, debido a problemas en su salud, fue trasladado a la sede inspectorial de Cochabamba para recibir la atención correspondiente. Los primeros días de febrero del 2021 contrajo Covid-19 y, debido a la complicación de su estado de salud, falleció el 8 de febrero.