Floricultores retoman mercados internacionales

Floricultores de Cochabamba reactivan la exportación de diferentes especies de flores al extranjero. En la presente gestión, ya se realizaron dos envíos a Miami (Estados Unidos), uno de los principales mercados que desean retomar.

La exportación de flores cayó junto con el Lloyd Aéreo Boliviano (LAP), ya que mediante los vuelos que realizaba se llegaba a diferentes mercados internacionales. Con el objetivo de reactivar la economía de este sector, los floricultores se arriesgaron a retomar estos mercados.



La primera semana de enero, de manera independiente, la Asociación de Floricultores realizó el primer envío de prueba a Estados Unidos, en el que se logró mandar 120 kilos, principalmente de rosas, claveles y lilium, las flores más requeridas en el extranjero.

El segundo envío se realizó con el apoyo de la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba (FEPC), la primera semana de febrero, en el que se mandaron 250 kilos de flores de la misma especie.

Según un análisis realizado por las personas que se dedican a la floricultura, no existen políticas de apoyo a este sector por parte del Estado, ni los Gobiernos municipales y departamentales.

“No hay ninguna política (…) que nos anime a exportar. Es necesario que pongan mas interés en la exportación ya que en el mercado interno nuestro producto se está botando”, dijo José Luis Ticona, responsable de comercio exterior de la empresa Floresbol.

El representante resaltó la importancia que tiene que este sector continúe activo, ya que además es una fuente de empleo importante. En cuanto a la mano de obra, el 90 por ciento es femenino: sólo en una finca se da empleo a más de 100 mujeres.

Existen varios clientes del extranjero que anhelan comercializar las flores que se cultivan en el departamento, pero la falta de incentivos municipales y departamentales no ayudan a este sector.

“Si logramos retomar todos los mercados de antes, podremos generar mayores fuentes de empleo”, aseguró.

“Si no logramos exportar grandes cantidades de nuestro producto, esas fuentes de empleo corren peligro”, dijo.

Un entendido en la floricultura y actualmente candidato a la Gobernación de Cochabamba, Humberto Sánchez, manifestó que, entre 2010 y 2020, el país reportó un déficit comercial en el movimiento de mercado de la floricultura.

“Según datos del IBCE y Flores Bolivia, entre 2010 y 2020, el país registró un importe de 180.741 dólares en la exportación de flores, contra 280.148 dólares registrados en la importación de este producto. Es importante recuperar el lugar que le corresponde a Cochabamba y a Bolivia en la exportación de flores, mejorando las condiciones y simplificando los trámites”, agregó Sánchez.

Asimismo, explicó que, en los años 2018, 2019 y 2020, no se registraron exportaciones de flores: sin embargo, precisó que a enero de 2021 ya se exportó un saldo de 7.500 dólares de flores, contra 1.250 dólares registrados en la importación de este producto.

“Uno de los pilares fundamentales es la economía y el empleo, tanto el fortalecimiento al sector productivo como la exportación de los excedentes. Nuestro equipo técnico está trabajando con los floricultores e identificaron que se necesita reducir tiempos de certificación fitosanitaria. Se deben buscar alternativas de fletes aéreos, que ascienden desde el 60 hasta el 100 por ciento de la producción; se deben explorar nuevos mercados de exportación de flores, y es necesario capacitar a los productores en temas administrativos y mejoramiento de la producción”, añadió Sánchez.

Al respecto, Ticona contó que los clientes con los que tomaron contacto aseguraron que exportar flores de Bolivia actualmente es un dolor de cabeza, porque existen demasiados requisitos que se deben cumplir con el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), que piden requisitos de los exportadores y de los clientes, trámites que complican las exportaciones.

La Aduana también es otra de las instancias en las que se exige gran cantidad de requisitos. “A veces, más nos dedicamos a hacer los trámites que hacer lo que debemos hacer: mandar una excelente flor”, aseguró

Sacar las facturas de exportación demoró más de dos semanas sólo en los trámites para contar con los documentos necesarios para poder facturar.

“Para cada cosa es tiempo, piden uno que otro requisito y todo esto es demasiado complicado, en lugar de que se nos facilite llevar al extranjero nuestras flores”, relató Ticona, a cargo de las exportaciones.

PROPIA AEROLÍNEA PARA MEJORAR

El presidente de Empresarios Privados de Cochabamba, Javier Bellot, contó que están trabajando en la adquisición de una aerolínea propia para exportar flores principalmente al extranjero.

“Necesitamos contar con nuestra propia aerolínea para que el costo de envío sea menor y se pueda contar con mayores mercados de exportación haciendo que los productores mejoren su economía”, manifestó

“Debe haber compromiso para facilitar estas actuaciones, nos hemos reunido con los representantes de la Aduana, Senasag, para que existan mecanismos de facilitación y no de entorpecimiento”, dijo.

ENVÍO DEL KILO DE FLORES A EEUU CUESTA 6 DÓLARES

REDACCIÓN CENTRAL

El responsable de comercio exterior de la empresa Floresbol, José Luis Ticona, explicó que el flete de una aeronave para exportar flores a Estados Unidos cuesta más que el producto que se envía.

Según el representante, el costo de envío por ramo de rosas es de 42 bolivianos, y el ramo cuesta 40 bolivianos en el mercado.

“BoA (Boliviana de Aviación) nos cobra de 5 a 6 dólares por kilo de flores que enviamos. Cuando estaba vigente el Lloyd Aéreo Boliviano, el costo era de 40 centavos de dólar”, explicó.

Ticona aseguró que éste fue uno de los factores más importantes para la caída de las exportaciones, por lo que urge que el Estado apoye las iniciativas de los sectores más golpeados por la pandemia.

“En Colombia y Ecuador, ambos mercados de competencia en tema de floricultura, el flete para el envío de flores es más barato, esto porque cuentan con el apoyo del Estado”, explicó.

El reto que los floricultores se plantearon es exportar grandes cantidades de flores al extranjero, no sólo a Estados Unidos.

“Sin apoyo y con los costos actuales, qué tan competitivos podríamos ser”, dijo.

Fuente: lostiempos.com