Desafíos de la educación, Festival de Música Barroca y atropello a DDHH de Añez

Fuente: Muro de Oscar Ortiz

El episodio 9 del espacio digital “De Frente con Oscar Ortiz” abordó la problemática de la educación en el marco de la pandemia, con Micaela Princiotto y Tito López; el Festival de Música Barroca y el Archivo Misional de Chiquitos con Piotr Nawrot; y las violaciones a los derechos humanos en la detención de Jeanine Añez, con Juan del Granado.



Necesidad de convenios en materia educativa

En la primera parte, Oscar Ortiz conversó con la hermana Micaela Princiotto, misionera italiana con un doctorado en letras antiguas, quien vive en Bolivia desde hace 32 años trabajando por la educación; y con el Dr. Tito López, quien colabora con la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) en el área educativa y social.

Princiotto remarcó la realidad dramática del sistema educativo, “no desde ahora sino que ningún gobierno le ha prestado la atención debida”.

“Estábamos mal, sobrevino la pandemia y no se logró articular personas, instituciones e instrumentos que pudieran acompañar el proceso educativo. Ahora se habla de recuperar la educación pero no se ha recuperado nada. Es un segundo año con situaciones educativas muy complejas”, señaló.

Por su parte, López opinó que “la pandemia evidenció y agravó lo que ya estaba mal”, en particular las inequidades económicas. También reclamó que se priorice a los profesores en las listas para vacunación contra el Covid-19.

Los expertos plantearon la necesidad de contar con materiales de bioseguridad de cara a la reapertura de clases semipresenciales, para lo que se debería dar “una inversión significativa” de parte de las autoridades.

Tito López subrayó la necesidad de reducir las disputas entre actores del sistema educativo mediante una política de convenios, señalando que el gobierno “ha hecho pelear a los actores y azuza los conflictos, incluso con resoluciones ministeriales”.

“En la educación fiscal hay disputas entre las juntas escolares y las direcciones, y en la privada se anima el conflicto entre padres de familia y quienes prestan los servicios educativos”, dijo.

López añadió que la normativa no debe encararse “con criterios de imposición”, sino que las autoridades deben facilitar los acuerdos o convenios entre partes.

Micaela Princiotto consideró que hay experiencias interesantes de educación virtual implementadas durante la pandemia en colegios administrados por la Iglesia Católica, que el gobierno “podría recoger como experiencias piloto para transferirlas a los colegios fiscales”.

La educadora dijo que con la pandemia debe reforzarse la formación académica de los docentes, con una pedagogía adaptada a lo virtual, y recordó que Bolivia está entre los últimos lugares latinoamericanos en los indicadores de la enseñanza, sólo por encima de Nicaragua y Haití.

“Debemos emprender un proceso de modernización del país a través de la educación”, subrayó.

El archivo musical más singular del mundo

En el segundo segmento, Ortiz dialogó con el padre Piotr Nawrot sobre el Festival de Música Barroca de Chiquitos, que ha sido reprogramado para abril del 2022.

Nawrot, quien integra el directorio de la Asociación Pro Arte y Cultura (APAC), dijo que existe gran expectativa entre músicos de muchos países para la reapertura del Festival: “artistas de fama mundial quieren volver después de la pandemia para compartir el espíritu de las misiones, basado en la paz, esperanza, solidaridad y hospitalidad”.

Destacó que el Archivo de Chiquitos es la colección de manuscritos musicales “más singular del mundo” y demuestra que “a comienzos del siglo XVIII el centro de la producción musical no estaba en una catedral europea, sino en las misiones”.

“APAC ayudó mucho a despertar la conciencia sobre el valor artístico y espiritual de estas obras. Son más de 5.500 páginas en Chiquitos, de una sola copia, y 7.000 en Moxos”, indicó, a lo que se suman las colecciones de Guarayos, Apolobamba, Sucre y Tarija.

“No hay país en América que tenga una documentación tan grande”, dijo.

El sacerdote y musicólogo enfatizó el aporte nativo en las partituras chiquitanas, donde “uno puede conocer la estética y la fe de los indígenas”, y comentó que a partir de la experiencia del Festival famosas sopranos de música antigua han cantado en lengua chiquitana en grandes escenarios internacionales.

A manera de conclusión, Oscar Ortiz destacó que el Festival de Música Barroca “ha cambiado las condiciones de vida para muchas poblaciones”, generando “oportunidades para muchos jóvenes, que han podido formarse en el exterior del país”, e impulsando “el trabajo a través de la cultura, en hotelería, gastronomía y artesanía”.

Detención de Añez viola derechos constitucionales

El segmento final del espacio digital estuvo dedicado a conversar con Juan del Granado, abogado, ex alcalde de la ciudad de La Paz y defensor de los derechos humanos, acerca de la detención de Jeanine Añez.

Del Granado calificó el encarcelamiento de la ex presidenta como “un atropello” y “una violación grosera a sus derechos constitucionales”.

“La detención preventiva es una medida excepcional, que sólo puede darse cuando hay riesgo de fuga o de obstaculizar la investigación. La norma es la defensa en libertad”, indicó, cuestionando además la “aberración” de considerar que Añez no tiene familia por el hecho de ser divorciada, como se expresó de parte de la Fiscalía.

Del Granado relató cómo se llevó a cabo el juicio de responsabilidades contra el ex dictador Luis García Meza, proceso del que fue uno de los principales impulsores, donde se reconocieron todas las prerrogativas constitucionales y se generó un marco de “legalidad y enorme legitimidad” para el enjuiciamiento.

El ex alcalde recordó que García Meza pudo defenderse en libertad, con la única condición de un arraigo en Sucre.

Sobre la detención de Añez, dijo que “este atropello tiene consecuencias profundas; se ha retornado a un clima de polaridad, de confrontación, y el gobierno podría estar desconociendo el voto popular del 18 octubre del 2020, donde el 100% de los bolivianos votamos para que termine la polarización política y se promuevan la pacificación y el reencuentro nacional”.

“En este escenario el 55% (obtenido por Arce) ya se ha angostado. La confrontación lo va a afectar en las tareas para las que ha sido elegido, que no es perseguir. Esta inestabilidad le va a hacer daño al gobierno de Arce y al conjunto de los bolivianos”, subrayó.

Por su parte, Oscar Ortiz dijo que “la historia de odios y venganzas socava la integración que necesitamos como pueblo boliviano, destruye bases democráticas y de convivencia pacífica”, así como “el derecho a vivir en un país donde las leyes y no el capricho autoritario establezcan cómo se juzga a las personas”.