Bolsonaro amenaza con desplegar el ejército en las calles de Brasil si medidas anticovid generan “caos”

El presidente de ultraderecha afirmó que hará lo necesario para garantizar el orden, en caso de que las medidas decretadas por algunos gobernadores para contener la covid-19 generen un levantamiento social.

JAIR BOLSONAROPresidente de Brasil

Fuente: https://www.semana.com



El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró este viernes que si ordenara a los militares que se tomaran las calles para restaurar el orden, “la orden será cumplida”.

En la entrevista con la cadena A Crítica, el mandatario se estaba refiriendo a las nuevas medidas decretadas por los gobernadores de diferentes zonas del país, en un intento por controlar la expansión de la covid-19, que ya ha dejado más de 389 mil muertos en ese país.

Para él, estas son restricciones absurdas y cobardes y sostiene que estaría dispuesto a enviar el ejército a las calles si las medidas llevan a Brasil a un estado de caos para el que se requiera restablecer el orden con mano dura.

Si yo lo decreto, eso será cumplido. Nuestras Fuerzas Armadas sí pueden ir a las calles un día, dentro de las cuatro líneas de la Constitución, para hacerse cumplir el artículo quinto” de la constitución, que se basa en las libertades individuales.

El mandatario no dio mayores detalles, pero informó que tiene un plan de acción preparado que ya conversó con sus 23 ministros. “Hemos conversado sobre ello; qué hacer en caso de que un caos generalizado se implante en Brasil por el hambre; por la forma cobarde como algunos quieren imponer esas medidas, con ciertas medidas restrictivas para que el pueblo se quede dentro de casa”, agregó.

Las declaraciones del presidente de ultraderecha se dieron en un contexto en el que es objeto de críticas por su manejo de la pandemia, que tiene a Brasil en el puesto 14 de países con más muertes por covid-19 por millón de habitantes.

Asimismo, también se encuentra en el ojo del huracán por la remoción, a finales de marzo, de toda la cúpula militar de las Fuerzas Armadas de Brasil, algo que fue calificado como un intento de golpe de Estado por parte de la oposición brasileña.

“No podemos ser espectadores de esta barbarie”, dijo el congresista Marcelo Freixo, mientras los parlamentarios exigieron el juicio político de Bolsonaro por lo que alertaron sobre su “intento ilegal “de cooptar a las Fuerzas Armadas.

La sustitución del general Edson Pujol (Ejército), del almirante Ilqes Barbosa (Marina) y del brigadier Antonio Carlos Bermudes (Aeronáutica) fue decidida en una reunión en Brasilia “con la presencia del ministro de Defensa, Braga Netto, y el exministro, Fernando Azevedo e Silva”, anunció la cartera en un comunicado.

Lo anterior ocurrió justo después de la renuncia del ministro de Defensa, el general Fernando Azevedo e Silva.

“Agradezco al presidente de la República (Jair Bolsonaro), a quien dediqué mi lealtad a lo largo de estos más de dos años, la oportunidad de haber servido al país como ministro de Defensa”, según una nota divulgada por el despacho del general luego de su renuncia.

El exministro no aclaró cuáles fueron las razones de su salida del gabinete. Sin embargo, manifestó que desde que asumió el cargo, hace dos años, siempre mantuvo “a las Fuerzas Armadas como instituciones del Estado” e igualmente indicó que las FF. AA. “nunca escatimarán esfuerzos para atender las necesidades y emergencias de la población brasileña”.

En el texto, el exfuncionario señala que se va “con la certeza de la misión cumplida”.

Tan sólo días antes, el ministro de Salud, el general Eduardo Pazuello y el ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, se retiraron de sus cargos.