La Paraba Frente Roja: aumenta su número, pero sigue en peligro crítico de extinción

Fuente: lostiempos.com

Hace diez años, de acuerdo con un censo presidido por un equipo de investigadores españoles, en Bolivia se estimaba que quedaban 807 parabas y, entre ellas menos de 100 parejas reproductivas, quedando así bajo peligro crítico de extinción.



Esta alarmante realidad se origina en que, en el pasado, su población sufrió disminuciones drásticas debido a la captura de parabas para el mercado de mascotas y a la devastación de su hábitat natural. Esta destrucción la llevó a alimentarse de cultivos de maní y maíz y de allí su fama de plaga entre los agricultores en las comunidades rurales, con la consecuente persecución local de la especie.

Esta situación llevó a los especialistas a plantear acciones concretas para frenar el riesgo de extinción y procurar un aumento en el número de ejemplares. Para proteger a la Paraba Frente Roja es necesario entender su biología, ecología y distribución. De este modo se pueden ejecutar actividades precisas que aseguren la sobrevivencia de la población silvestre. Con este fin, en marzo y abril de 2021, la Asociación Armonía y la Fundación Natura Bolivia organizaron un censo nacional de esta especie endémica de Bolivia, cubriendo las cuatro cuencas interandinas (ríos Caine, Grande, Mizque, Pilcomayo) y departamentos (Chuquisaca, Cochabamba, Potosí, Santa Cruz) donde habitan las parabas.

Así, se formaron seis equipos que pasaron 466 horas visitando los sitios de reproducción ya conocidos y sitios potencialmente adecuados a lo largo de todo el rango de distribución de la especie. El resultado: encontraron 46 peñas rocosas y ocho palmeras con actividad reproductiva, 12 dormideros y seis sitios de alimentación. Sumando de manera conservadora las parabas observadas en todos estos sitios, se registraron en total 1.160 parabas. Un total de 318 parabas (159 parejas) estaban en alguna etapa del proceso de reproducción, lo que corresponde al 27,4 % de la población global.

Del total de parabas registradas, el 41,6 % se encontraron en la cuenca del río Mizque, el 34,3 % en la cuenca del Grande, el 15,6 % en la cuenca del Caine y el 8,5 % en la cuenca del Pilcomayo. Más de la mitad de las parejas reproductivas (52,8 %) fueron encontradas en la cuenca de Mizque, seguido por las cuencas del Grande (28,9 %), Caine (12,6 %) y Pilcomayo (5,7 %). El 43 % de las parejas reproductivas se concentra en solo cuatro localidades, tres de ellas en la cuenca del río Mizque.

La localidad con el mayor número de nidos se encuentra en la Reserva Natural Comunitaria Paraba Frente Roja en el municipio de Omereque (río Mizque) que fue creada en 2008 por la Asociación Armonía en coordinación con las comunidades de San Carlos, Perereta y Amaya, las cuales actualmente administran la reserva.

La preservación de una población saludable de la Paraba Frente Roja depende de la integración estrecha de las comunidades indígenas campesinas en los planes de conservación. No solo se requiere de una concientización de los comunarios que conviven con la paraba, sino también de proyectos que mejoran y diversifican la producción agropecuaria local sin comprometer el medio ambiente, y de iniciativas que ofrezcan medios de vida alternativos como el ecoturismo, como por ejemplo la Reserva Natural Comunitaria Paraba Frente Roja en el municipio de Omereque.

El Censo Nacional fue apoyado por American Bird Conservancy, Mohamed Bin-Zayed Conservation Fund, Bioparc-Zoo de Doué la Fontaine, la Fundación Natura Bolivia, las gobernaciones de Cochabamba y Santa Cruz, SERNAP-MMAYA (PN Torotoro y ANMI El Palmar), APM Lagarpampa-Mollepampa, el Colegio de Biólogos de Santa Cruz y el Museo de Historia Natural Alcides d’Orbigny.