¿Por qué se atenúan las luces al aterrizar? El piloto más experimentado explica algunas prácticas intrigantes

Nick Eades también ha relatado la importancia de la posición de apoyo en caso de emergencia.

¿Por qué se atenúan las luces al aterrizar? El piloto más experimentado explica algunas prácticas intrigantes
Imagen ilustrativaNieuwland Photography / Shutterstock

Fuente: RT

Nick Eades, el piloto de Boeing 747 con más experiencia del mundo, ha explicado al portal LADbible el significado de algunas de las prácticas más intrigantes para los viajeros, como la importancia de la posición de apoyo en caso de emergencia o la de atenuar las luces antes de aterrizar.



La posición de apoyo (también conocida como la de seguridad, de accidente o de aterrizaje forzoso) implica, por lo general, inclinarse hacia adelante y poner las manos sobre la cabeza ante un posible choque, supuestamente para ayudar al cuerpo a prepararse para el impacto. Sin embargo, algunos pasajeros especulan sobre su eficacia y verdadero propósito, con viejos rumores que sugieren que la posición está diseñada para matar pasajeros inmediatamente en caso de una emergencia, recoge el portal.

En este sentido, Eades confirma que «lo que estás tratando de hacer es evitar que la gente se rompa el cuello con un gran impacto». El piloto, con más de 40 años en la industria, detalla que «solo estás tratando de poner el cuerpo en una posición en la que sufrirá el menor daño», evitando «ese movimiento repentino de la cabeza que puede provocar lesiones graves, si no la muerte».

¿Y las luces?

Eades también explicó por qué las luces de los aviones se atenúan para el aterrizaje y por qué se les dice a los pasajeros que suban las persianas. Según el piloto, se trata de otra técnica de seguridad que tiene una doble importancia.

Por un lado, se remonta a la guerra civil en Rodesia en la década de 1970, cuando los guerrilleros pudieron derribar dos aviones civiles que aterrizaban con las luces encendidas.

Por otro lado, en caso de que ocurra una emergencia de noche, ayudaría al ojo humano a adaptarse al cambio de luz. «Lo que hacemos ahora es atenuar el avión para aterrizar de noche y levantar las persianas para que la gente pueda ver y también para que sus ojos se ajusten a la luz», indica el piloto. «Tendrás muchas más posibilidades de poder ver lo que está pasando y salir», concluye.