Aglomeración y bailarines con barbijo: El Alto desafió al virus

En el recorrido -que se extendió por nueve cuadras- más de 10 fraternidades hicieron gala de coreografías y nuevos trajes. Renunció el director de Salud.

Fuente: paginasiete.bo



Entre bailarines con barbijos y aglomeraciones de los asistentes, la ciudad de El Alto desafió ayer   a la  covid en  la entrada de la Virgen del Carmen, de la  zona 16 de Julio. La actividad duró  al menos cuatro horas.

   En el recorrido -que se extendió por nueve cuadras-  los bailarines y músicos de las más de 10 fraternidades hicieron gala de coreografías y nuevos trajes de morenada, thinku y caporales.

Muchas  personas se dieron cita para ver la entrada.
Foto:APG

En la pista, los participantes  usaron barbijos o máscaras faciales, además intentaron mantener el distanciamiento entre saltos al ritmo de las bandas.

Pero en el lado de los espectadores y las calles aledañas, se observaron  aglomeraciones y poca distancia. Los que estaban cerca del recorrido  se encontraban sentados  en bancas y sillas, pero sin guardar la debida distancia para evitar contagios,  como en anteriores versiones. Algunos  se quitaban las mascarillas,  por momentos, para comer y beber.

Aglomeraciones  y poca distancia, en las calles aledañas.
Foto:Marka Registrada

En las calles aledañas se formaron aglomeraciones de ciudadanos que se dieron cita para ver la entrada o pasaban por el lugar. Además, muchos comerciantes se instalaron en la vía pública. “Vendí todos mis refrescos”, dijo uno de los vendedores.

“Es incómodo bailar con barbijo y máscara”, comentó un  danzarín de una de las morenadas que ayer participaron  en la entrada folklórica. Aseguró que  es difícil  hacer el recorrido sin beber agua o refresco, pero indicó que todo sacrificio  vale la pena  por devoción a la Virgen del Carmen.

Pese al  control de más de 200 funcionarios ediles y la aprobación de una ley seca, algunos comerciantes se dieron modos para vender bebidas alcohólicas.

La alcaldesa  de El Alto, Eva Copa, bailó en la entrada.
Foto:Marka Registrada

Horas antes de la entrada, los  fraternos y músicos se realizaron pruebas de antígeno nasal, además  presentaron certificados de vacunación. “Ya me hice el estudio, estoy sano  y ahora puedo bailar”, contó un bailarín.

Unas horas antes de que comenzara la entrada folklórica, se conoció  que el director municipal de Salud de El  Alto, Henry Flores, renunció a su cargo.

“Soy un profesional comprometido con la atención de los más pobres y, por ende, hay cierta inconformidad con los manejos administrativos al interior del Gamea”, declaró a Unitel.

Al finalizar  la entrada algunas  personas consumieron alcohol.
Foto:APG

Esta noticia fue confirmada por la alcaldesa Eva Copa. “Es la decisión de cada uno. No  puedo obligar a nadie”, señaló ayer en la procesión  de la entrada. Aseguró que la entrada busca reactivar la economía de su ciudad.

Luego del ingreso del último grupo, a las 16:00, personal de limpieza realizó la fumigación del sector. En la noche, muchas personas se quedaron  para  consumir alcohol en la calle.