¿Bono o desayuno escolar?, cuestionan fondos para financiar promesa de campaña del alcalde Jhonny Fernández

El Concejo municipal debe tratar el proyecto de ley en el que se establece el pago del Bono Escolar que corresponde a un pago único de 350 bolivianos.

Fuente: Unitel

Pablo Cambará Ferrufino



«Están metiéndole los dedos a la boca a la gente», así se refirió Juan Carlos Medrano, concejal de Comunidad Autonómica, sobre el proyecto de ley del pago del Bono Escolar que presentó el alcalde cruceño Jhonny Fernández.

Medrano cuestiona el origen de los fondos que pretenden ser usados por el Ejecutivo para la cancelación de la promesa de campaña que realizó el ahora burgomaestre y que serían los recursos del Desayuno Escolar o alimentación complementaria.

Hizo énfasis en que como bancada opositora están de acuerdo en que se pague el bono a la población, que ahora «lo necesita», pero que no apoyan que se lo haga con un dinero destinado para un beneficio (Desayuno) que por ley ya les corresponde.

En la presentación que realizó la Alcaldía se indicó que este bono se financiará con los recursos inscritos para la ejecución del Programa Desayuno Escolar que, por motivo de la pandemia que no ha permitido el normal regreso a clases, ha dejado de ser entregado a los colegiales.

El Presupuesto para la ejecución del pago es de 92.325.156 bolivianos que se distribuirán con la reasignación de recursos económicos contemplados en el Plan Operativo Anual (POA) y Presupuesto institucional.

Juan Carlos Medrano, concejal de Comunidad Autonómica
Juan Carlos Medrano, concejal de Comunidad Autonómica

Dos beneficios

El concejal explica que no se puede quitar el desayuno escolar a los niños porque es algo que está normado desde 2014 y que el hecho de que no haya una asistencia física a las aulas no les priva de ese derecho.

Puso como ejemplo que en otros municipios del país se entregó víveres que consistían en bolsas de arroz, azúcar o cereales, algo que se puede replicar en la capital cruceña y que aparte se debe entregar el bono prometido por Fernández.

«Encontramos dos cosas, la primera: estamos de acuerdo en que se le pague a la gente el bono pero no puede quitársele un derecho que otorga la ley de alimentación complementaria o desayuno escolar», recalcó. 

«En campaña el alcalde prometió pagar el bono, pero aparte es el desayuno escolar. Son dos beneficios que se tienen que recibir», apuntó Medrano en entrevista con UNITEL.

De acuerdo a Medrano el monto del desayuno escolar que se le entrega a cada estudiante es de cerca a los 250 bolivianos, mientras que el bono escolar que prometió Fernández es de 350 bolivianos.

Dijo además que avizora un pago lejano del beneficio pues sin el tratamiento aún del proyecto de ley, un tema que debe ser revisado, corregido y promulgado, se tardaría por lo menos hasta septiembre para hacerse efectivo.

«El desayuno tiene un monto y el bono tiene otro monto. Lo que debería de presentarnos el alcalde es la fuente de fondo del bono estudiantil», puntualizó al señalar que hay padres que buscan recibir los 250 bolivianos en víveres y 350 en el bono