Cómo se convirtió México en el destino final de los refugiados

Miles de centroamericanos huyen de la violencia y la inseguridad en sus países para buscar una mejor vida al norte de América.

Cuando finalizó el 2020 se tenían unas 78,600 refugiados y solicitantes de asilo en México, de Honduras, Guatemala y El Salvador en México, (Foto: Reuters/Go Nakamura/File Photo)Cuando finalizó el 2020 se tenían unas 78,600 refugiados y solicitantes de asilo en México, de Honduras, Guatemala y El Salvador en México, (Foto: Reuters/Go Nakamura/File Photo)

 

Fuente: Infobae



Con el paso de los años México se ha convertido no solo en el espacio de transición para miles de centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos, ahora también es el destino final de muchos de ellos.

Tan solo en el primer trimestre del 2021, la Comisión de Asistencia a Refugiados en México (COMAR) recibió 22,606 solicitudes nuevas de asilo, lo que representa una cifra récord con un crecimiento de 31% con relación al mismo periodo del año pasado.

Sin embargo, esta tendencia ascendente no inició hace poco. Se trata de un tema prepandemia que se remonta hasta 2014, de acuerdo con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (UNHCR, por sus siglas en inglés) y la Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR). En ese año, el país tuvo que extender su capacidad de asilo e integración de las personas en este estado y para 2019 se había pasado de 2,137 a 70,302 solicitudes. Es decir, un incremento del 3,000%.

Aunque la pandemia por coronavirus haya cercado las fronteras por casi un año. En cuanto las medidas se flexibilizaron en varios países, las solicitudes comenzaron a incrementar nuevamente.

Para entender por qué los refugiados deciden permanecer en México, es necesario recalcar en primer lugar que las personas abandonan sus países por los altos niveles de violencia. “Amenazas, reclutamiento forzoso, extorsión, violencia sexual y asesinato”, son sólo algunos de los episodios que tienen que vivir de acuerdo con la organización.

La UNHCR ha recalcado los esfuerzos que “está haciendo México para ofrecer protección a quienes huyen para salvar sus vidas”. (Foto: EFE/Luis Torres) La UNHCR ha recalcado los esfuerzos que “está haciendo México para ofrecer protección a quienes huyen para salvar sus vidas”. (Foto: EFE/Luis Torres)

 

Pasar a Estados Unidos representa una gran complicación, por lo que México mantiene en sus territorios a una gran cantidad de personas que piden asilo en territorio mexicano. Por ley, la persona que solicita el asilo debe quedarse en el estado donde lo solicitó hasta que el procedimiento concluya, lo que debería tardar entre 45 y 90 días hábiles según la COMAR. Pero la pandemia cambió completamente la dinámica y la suspensión de los plazos se detuvo, generando denuncias de migrantes “atrapados en lugares donde no pueden trabajar en gran parte por falta de documentación adecuada”, informó NBC News.

La UNHCR ha recalcado los esfuerzos que “está haciendo México para ofrecer protección a quienes huyen para salvar sus vidas”. El país no solo impulsó la capacidad de registro y procesamiento de casos, también ha destacado en la adscripción de contratistas y la apertura de nuevos centros de procesamiento como el de Chiapas.

“La gran mayoría de la gente ingresa por el sur, pero el estado que tiene mayor porcentaje de frontera es Chiapas, específicamente la parte de Tapachula. Allí aplican y por ley tienen que quedarse”, explicó Andrés Ramírez Silva,, titular de la COMAR, al medio extranjero.

El país tuvo que extender su capacidad de asilo e integración de las personas en este estado y para 2019 se había pasado de 2,137 a 70,302 solicitudes. (Foto: Reuters/Jose Cabezas)El país tuvo que extender su capacidad de asilo e integración de las personas en este estado y para 2019 se había pasado de 2,137 a 70,302 solicitudes. (Foto: Reuters/Jose Cabezas)

 

En esta zona se ha generado un cuello de botella donde se quedan el 71% de los solicitantes de asilo.

En una entrevista con la agencia de noticias española EFE, Marcos Tamariz, jefe de misión adjunto de Médicos Sin Fronteras (MSF) en México, Honduras y Guatemala declaró que México “está convirtiéndose en un país cada vez más de acogida, donde estamos viendo cifras que van a superar el récord histórico de 80 mil refugiados”.

Cuando finalizó el 2020 se tenían unas 78,600 refugiados y solicitantes de asilo en México, de Honduras, Guatemala y El Salvador en México, según lo que señala el reporte de “Tendencias globales de desplazamiento forzado” de Acnur. Mientras que la COMAR dio a conocer que personas provenientes de más de 78 países han pedido asilo en el territorio mexicano.