Fumigan mercados populares de La Paz

Fuente: El Alteño

La Alcaldía de La Paz programó para esta semana la desinfección de los mercados Corazón de Jesús de Obrajes, Haití de Miraflores e Irpavi en la zona Sur, donde los comerciantes apoyan con escobas y cepillos en la limpieza de sus puestos de ventas, pisos y paredes, para evitar la propagación de la Covid-19 cuyas cifras están en desescalada.



“Nosotros primero hemos pasado con jabón y lavandina, ahora los funcionarios lo están manguereando”, explicó la dirigente del mercado Corazón de Jesús, María Apaza, al momento que se hacia la limpieza en la mañana de este lunes.

El lavado y desinfección de los centros de abasto municipales se realizan con recurrencia, pero por la pandemia son más intensos y este lunes también lavaron los ambientes del mercado Haití en Miraflores y el miércoles harán lo mismo en el mercado modelo de Irpavi, en la zona Sur.

La dirigente aseguró que sus compañeras se sienten más seguras con la limpieza y eso también se expresa en los clientes que llegan al centro de abasto de un solo nivel, para adquirir verduras, frutas y abarrotes.

“Ahora se está desinfectando seguido, cada tres meses. Desde el año pasado es más seguido. Además, nosotros lavamos y desinfectamos nuestros puestos todos los días por esta pandemia, lavamos sí o sí con lavandina, una vez que terminamos de vender”, afirmó Apaza.

Dijo que la desinfección diaria ayudó a que ningún vendedor se contagie con la Covid-19, en la tercera ola; por esta motivación es que seguirán con las medidas de bioseguridad, como uso de barbijos, guantes, mandiles, además de exigir a los clientes que se protejan.

El mercado Corazón de Jesús volverá a abrir sus puertas este martes. “El desinfectante es fuerte, entonces vamos a estar afuera unas cuatro horas. Luego vamos a acomodar nuestros productos esta noche”, dijo Apaza en referencia a los pasos que sigue luego de la desinfección y cierre temporal del centro de abasto.

VACUNACIÓN

Con relación a la vacunación desde la Alcaldía informan que papá, mamá, hijos y hasta cargados de nietos llegaron este domingo hasta los puntos de vacunación e hicieron fila para recibir su dosis contra la Covid-19 y convirtieron así la jornada dominical de la megavacunación en una “fiesta familiar”.

Rosalía Paredes de 28 años llegó hasta el punto de vacunación de plaza Camacho, con su mamá y su papá. “Vinimos los tres”, dijo Rosalía al destacar la megacampaña de vacunación.

En las filas de los diferentes puntos de vacunación destacaban familias íntegras que entre charla y risas esperaban su turno para recibir su vacuna. La pregunta era cuál de las vacunas recibirían. “La rusa”, era la frase que circulaba.

“Vine con mi hermana y mi mamá, y ha sido rápido, no hemos esperado mucho, entramos y nos han vacunado rápido, nos atendieron muy bien”, dijo otra vecina que expresó su esperanza porque con la vacunación se pueda volver a la normalidad y que no haya más muertes.