Macetas con “palets” reciclados encantan a Santa Cruz

Con el lema “Reciclando en la ruta con Rossío” realiza educación ambiental, en especial para niños

Rossío Vides es una joven arquitecta ecologista. Con el lema “Reciclando en la ruta con Rossío” realiza educación ambiental, en especial para niños. Ahora combina su profesión formal con la pasión de su vida en un emprendimiento de reciclaje de “palets”, las estructuras de madera que se usan para el transporte de mercancías. Se llama Paletco y es uno de los finalistas del concurso Emprende Ideas en Pandemia de la Fundación Samuel Doria Medina Arana.



Como la mayoría de los emprendimientos que han ganado este reconocimiento y ahora compiten por los primeros premios, Paletco es un resultado de las restricciones y, al mismo tiempo, las oportunidades asociadas a la pandemia. Rossío tiene un padre agrónomo y experiencia familiar en la creación y mantenimiento de huertos urbanos. Esta sensibilidad se manifiesta en el producto que ha desarrollado, inicialmente para el mercado de Santa Cruz y pronto para toda Bolivia: macetas de palets reciclados, que combinan una apariencia y un diseño atractivos (su lado de arquitecta) con la función de poblar las paredes de los hogares y los espacios laborales de flores y plantas (su lado de agricultora y ecologista).

“Los palets generalmente se descartan, pero nosotros los transformamos en un producto noble, bonito. Reciclemos, cultivemos y demos vida”, alienta Rossío a quienes la escuchen.

Los palets son de pino, madera que se pule y trabaja para lograr una presentación más delicada. Paletco compra la materia prima de intermediarios que los recogen de las empresas que los usan habitualmente en sus operaciones. La idea es que, en el futuro, estas empresas se los entregue directamente, con lo cual ellas podrían obtener ciertos retornos, además de hacer un aporte social.

Aunque Paletco ofrece varios diseños y posibilidades, que además son combinables entre sí, su línea básica es MICA (de Mi Caja). Consiste en una maceta y una caja con compost, que se presentan una junto a la otra de forma compacta, a fin de darle al conjunto elegancia y movilidad. Una MICA puede colocarse en muchos lugares y luego, si se desea, puede ser trasladada. Es posible comprarla, además, junto a una caja –también reciclada– para organizar papeles, o guardar chucherías, adornos, juguetes, etc.

El producto favorito del público es la “mini MICA”, una maceta de 15 centímetros de profundidad, y otros 15 cm de alto y ancho, que, además, tiene unas patas de 8 cm. Es más esbelta y también más económica, lo que la hace muy requerida por padres que quieren adornar los cuartos de sus hijos, enseñándoles de paso cómo hacerse responsables de una planta,  así como por oficinistas que quieran darle un toque personal a su lugar de trabajo.

En cuanto a las plantas, las más demandadas son las de interior, pues requieren poco cuidado. Rossío considera este tipo de plantas como un primer paso para que sus clientes “se vayan animando” a un mayor contacto con la naturaleza. Pero las opciones son diversas.

Una de las cosas que Paletco ofrece es asesoramiento sobre qué poner, según dónde y con qué propósitos. Por eso pregunta si el comprador tiene niños, mascota, si cuenta con mucho o poco espacio. Y también si tiene mucho tiempo para cuidar las plantas o más bien no. Por ejemplo, recomienda que las macetas que van a ir a restaurantes lleven plantas con fragancia, como tomillo, albahaca, orégano, etc. “La idea es que la macetas creen un ambiente, allí donde estén”, explica Rossío.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Paisajismo y Jardineria🌱 (@paletco1)

No son macetas para el exterior, lo que le da un mayor tiempo de duración a la madera. No les llega la lluvia y, además, para seguir reciclando, Paletco conserva la bolsa plástica en la que las empresas que cultivan flores venden los plantines, de modo que la planta quede aislada del continente.

 Si Rossío ganara el concurso de la Fundación Doria Medina, usaría el premio para poner una tienda en la cual exhibir sus productos y capacitar a los clientes en el cuidado de las plantas. “Por la redes uno puede explicarles lo que deben hacer, pero es mejor cuando ven el producto”, explica. Actualmente trabaja en su propia casa. Otro de sus proyectos es capacitar a adultos mayores para que se encarguen de cultivar las plantas que vende, ganando algo de dinero y recuperando una actividad productiva.

@paletcoArmando las Macetas Ecologicas para cautivar a esa persona especial, macetas diseñadas solo en Paletco 😍🌱 no te quedes sin la tuya##Paletco##ecologia♬ Loco – Beéle