Opositores y analistas dicen que el informe del GIEI no es vinculante

Los asambleístas de la oposición sostienen que el oficialista MAS pretende utilizar el informe del GIEI como prueba de un presunto “golpe de Estado” en Bolivia, y que por eso cambian de versión e indican que es vinculante.

 

  • Enfrentamientos de policías y militares contra manifestantes en 2019, en Sacaba. | Carlos López

 

Fuente: Los Tiempos
Wilson Aguilar

 



Un nuevo debate surge entre la oposición y el oficialismo por la emisión del informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) por la presunta “vinculatoriedad” que tendría el documento. Autoridades del Movimiento Al Socialismo (MAS) señalaron en primera instancia que no “iban a aceptar el reporte sino era favorable” y ahora dicen que es vinculante. Sin embargo, diplomáticos y analistas refieren que no es vinculante y que solo tendrá que dar recomendaciones.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI-Bolivia) fue creado mediante el Acuerdo suscrito por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Estado Plurinacional de Bolivia el 12 de diciembre de 2019 para coadyuvar en las investigaciones de los hechos de violencia y violaciones a los derechos humanos ocurridos en el país entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2019.

Para que se lleve adelante este proceso, el documento inicial fue suscrito por el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez, el 12 de diciembre de 2019, posteriormente la actual administración firmó el protocolo de actuación el 23 de noviembre de 2020, además de una adenda el pasado 9 de abril de 2021 para extender el tiempo necesario para el cumplimiento de su objetivo.

El diplomático y exembajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Jaime Aparicio, cuestionó que este grupo especializado esté contaminado políticamente por algunos de sus miembros que tienen cierta afinidad con el gobierno del expresidente Evo Morales y administraciones de izquierda. Dijo que tampoco tienen la equidad requerida para la toma de declaraciones a las personas que sufrieron violaciones de sus derechos humanos y que no pertenecen al Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Todo eso hace suponer que va a haber siempre un componente político-ideológico con ese informe, pero hay la esperanza de que sean ecuánimes y se hable de todos los casos de violaciones que han habido. He leído informes de allá (Bolivia) que dicen que el informe es vinculante, eso es totalmente falso. Esta misión del GIEI no tiene ningún poder para emitir documentos vinculantes, lo que hace es recomendaciones y no se sustituye a la justicia boliviana ni se sustituye a ningún tribunal. Entonces, son recomendaciones y esperemos que se haga en forma ecuánime y no sea como el informe preliminar lleno de falsas apreciaciones”, refirió en contacto con Los Tiempos desde Estados Unidos.

Documento servirá para que víctimas y familiares pidan resarcimiento

Los asambleístas de la oposición sostienen que el partido gobernante pretende utilizar el informe del GIEI como prueba de un presunto “golpe de Estado”, y que por eso cambian de versión e indican que es vinculante. El ministro de Justicia, Iván Lima, dijo en su oportunidad que “si el informe es arbitrario y no se basa en pruebas o no tiene el alcance jurídico del derecho boliviano, no debe ser seguido solamente porque vienen del extranjero (…) podría darse esa contradicción, que el GIEI diga blanco y la Fiscalía negro. En ese caso la soberanía del país va a primar, pero seguramente la credibilidad de la Fiscalía y del mismo acusador va a quedar seriamente dañada”.

Sin embargo, el presidente de la cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, y el representante de Derechos Humanos de El Alto, David Inca, sostienen que el documento que emita la GIEI debe ser vinculante.

“El informe sobre los hechos de 2019 va a ser importante y será vinculante. Nosotros hemos solicitado un informe preliminar con el expresidente Paulo Abrau. Ha sido muy importante el uso excesivo de la fuerza por parte del Gobierno que ha dejado bajas entre las personas de Senkata y Sacaba”, señaló Rodríguez.

En tanto, Inca aseguró que el informe es de carácter vinculante, de cumplimiento obligatorio de todas las partes. Señaló que se espera “la confirmación de las graves vulneraciones a los derechos humanos, masacres, las torturas que han determinado en el preinforme (validar el informe preliminar), los procesos civiles, lógicamente ahí está el juicio de responsabilidades; y, por último, lo primordial va a ser la reparación integral no sólo a la víctima, sino al entorno, es decir, se va a dar reparación a la  familia”.

Lea también: El Gobierno espera que informe de la CIDH avale la “teoría” de las masacres