Bomberos ayudan a un zorro patas negras que huía del fuego en los pastizales de Viru Viru

El animal es una de las diversas especies que habitan el lugar y que experimentan la zozobra cuando el fuego acecha la zona. Un bombero lo alzó, le dio de beber y lo colocó en un sitio más seguro mientras continuaba con su trabajo.

 

Fuente: El Deber

Marcelo Suarez Ramirez



¡Fuego! Insaciable, incontenible y otra vez en la misma zona: las pampas de Birubiru, donde desde hace 38 años opera el Aeropuerto Internacional de Viru Viru. Ocurrió en la tarde de este domingo en la zona donde acudieron bomberos de la Policía, de la Fundación Rescate Urbano, del Departamento de Emergencias Municipales (DEM), del UUBR y personal voluntario a luchar contra las llamas.

 

 

En esta ocasión, la terminal aeroportuaria y los vecinos de la zona norte de la capital cruceña han sido nuevamente afectados por la quema de pastizales, que, en un día de mucho viento, como el de hoy, provoca que el fuego se expanda rápidamente y los diversos servicios de emergencia ciudadana se movilicen para contenerlo.

Las llamas alcanzaron a un depósito que se encontraba cerca de la pista y que funcionaba como almacenes, además de una turbina de la aerolínea Boliviana de Aviación (BoA). El hecho obligó a suspender temporalmente los vuelos y aunque la terminal reanudó sus operaciones, las salidas y llegadas de los aviones han sido reprogramadas.

Pero los afectados no han sido solo los pulmones de la gente que vive cerca ni el material que se guardaba en el aeropuerto. Los daños colaterales han alcanzado otra vez a la fauna que habita en la zona.

Así se pudo comprobar durante el momento en que los bomberos y voluntarios intentaban calmar el siniestro, cuando animales de diversas especies salían escapando del fuego, entre ellos un pequeño zorro patas negras, que fue rescatado por los bomberos UUBR.

 

 

El animal fue alzado por un voluntario, se le dio deber agua y luego se lo soltó. “Si el animal no está en malas condiciones se le brinda primeros auxilios y, generalmente, se lo deriva con los funcionarios de la Gobernación que les dan refugio”, señaló un miembro de bomberos UUBR.

El biólogo Huáscar Bustillos informó que en la zona es muy común la presencia de ese tipo de zorros pequeños, cuyo nombre científico es Cerdocyon thous y se alimenta de frutas y pequeños vertebrados e invertebrados.

“Este zorro es el más común es relativamente tolerante a la presencia de humanos, por eso se lo puede encontrar frecuentemente en zonas periurbanas. Están por Viru Viru, el Urubó y la ciudadela Valle Sánchez”, señaló el especialista.

Bustillos indicó que en las pampas de la zona también sobreviven especies de piyo, marsupiales y algunas capibaras, debido a la presencia de un par de curichales cerca.

“Algo muy importante de dar a conocer es que en este sitio hay registros del mítico y raro culotapado o coseberu (calyptophractus retusus) que habita en los arenales”, afirmó Bustillos.

Se tiene que sancionar a los responsables y elaborar programas de educación ambiental en los barrios que colindan con esta área, para evitar así futuros desastres”, añadió el biólogo.