Conflictos de dirigencia enfrenta a interculturales e indígenas en Guarayos

Se disputan la representación ante la ABT. Unas 400 personas (originarios guarayos) afines a Cirila Tapendabe asumió un bloqueo para que se valide su gestión. Retomarán la medida si la ABT no revierte su reconocimiento a otro dirigente que identifican como intercultural.

Desther Ágreda, corresponsal en Ascensión de Guarayos

Fuente: El Deber



Ascensión de Guarayos vivió momentos de tensión por los enfrentamientos entre comunarios que se disputan la representación ante la Autoridad de Bosques y Tierras (ABT). La disputa se centra en el reconocimiento a la principal autoridad de la Central de Organizaciones de Pueblos Nativos Guarayos (Copnag) por parte de indígenas e interculturales. A consecuencia de los cohetes lanzados y la sequía que afecta a la zona se registraron focos de incendios que rápidamente se controlaron por los propios comunarios.

Partidarios de Cirila Tapendabe reclaman la vigencia de su mandato al frente de la Copnag y, por consiguiente, el reconocimiento por parte de la Cidob y de la ABT. A mediodía de este jueves, determinaron bloquear la ruta Santa Cruz – Beni a la entrada de Ascensión de Guarayos. Demandan la anulación del documento que reconoce a otro dirigente como presidente de la institución.

Unas 400 personas indígenas guarayos afines de Tapendabe  se alistaban para iniciar el bloqueo cuando se enfrentaron con unas 50 personas que respaldan el nombramiento de Julio Sierra, identificado como intercultural. De inmediato se produjeron agresiones mutuas con palos, piedras y cohetes.

Los primeros reportes recibidos en Ascensión de Guarayos señalan heridos por contusiones. Ninguno de ellos requirió atención en el centro de salud municipal.

Los indígenas originarios de Guarayos manifiestan su desacuerdo por el reconocimiento que la Cidob y la ABT han ofrecido a Sierra en representación de los pueblos nativos. Aseguran que volverán a bloquear la ruta si la ABT persiste en su respaldo a Sierra.

Los cohetes lanzados por ambas partes encontraron un aliado inesperado en la sequía que afecta a la zona. La hierba seca prendió casi de inmediato y obligó a comunarios a sofocar las llamas con respaldo del equipo de emergencias municipal.