Cuentas bancarias congeladas afectan gestión del municipio San Ignacio de Moxos

La situación del municipio beniano San Ignacio de Moxos es en estos momentos difícil, ya que además de las cuentas congeladas, tuvo que revertir un recorte presupuestario al Territorio Indígena Multiétnico (TIM) de 144 mil bolivianos, ya que las organizaciones indígenas bloquearon por varios días la carretera que une esta población con la ciudad de San Borja.

Fuente: https://lapalabradelbeni.com.bo



“Por la no presentación de los estados financieros 2020, problema generado por la anterior gestión que ya lo estábamos solucionando, me dieron unas observaciones que ya están subsanadas”, aseguró Alex Taborga, contador del Gobierno Autónomo de San Ignacio de Moxos.

Los estados financieros deberían haberse entregado en marzo, según aclaró Taborga, pero ni la anterior gestión ni esta nueva lo hicieron, por lo que las cuentas del municipio fueron congeladas.
Una comisión viajó hasta la ciudad de La Paz, y se reunió con miembros del Ministerio de Economía y Finanzas para tratar de solucionar el problema.

Demandas indígenas
La semana pasada, organizaciones indígenas entre las que se encontraban el TIM, el Territorio Indígena Mojeño Ignaciano (TIMI), representantes del Gran Consejo Chiman y de la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEMB), bloquearon la carretera exigiendo, entre otras cosas, al municipio de San Ignacio que deje sin efecto un recorte presupuestario importante sobre los recursos que reciben los territorios indígenas.

“El Municipio de San Ignacio asigna recursos a los territorios indígenas que están dentro de su competencia, pero sin consultarnos nos recortaron 144 mil bolivianos para el TIM. Esos recursos servían para varias cosas, entre ellas la refacción de escuelas en las comunidades”, aseguró Aurora Limpias, presidenta del TIM.

Según declaró la presidenta, incluso recién un día antes del inicio de la medida, el gobierno municipal no había entregado el desayuno escolar para los niños de los territorios indígenas.

“Nos entregaron las cosas del desayuno escolar un día antes de comenzar el bloqueo (…) el alcalde fue y negoció en el mismo punto de bloqueo, y ya nos devolvieron los recursos, ya hicieron un reformulado y lo aprobaron”, completó Limpias.

Incremento para el 2022

En jornadas maratónicas el municipio de San Ignacio aprobó en menos de dos días el POA reformulado para lo que resta de la gestión 2021, y el POA de la gestión 2022. En este último caso, aumenta en más de 100 mil bolivianos los recursos que asignarán al TIM.

“El viernes aprobaron el POA reformulado, y a partir de hoy (lunes) se empieza a ejecutar con el reformulado. Pasa que el alcalde había modificado el POA sin consulta, se corrigió y se aprobó a partir de ahora se empieza a ejecutar; también formulamos el POA para el 2022 donde logramos que el presupuesto del TIM sea más de 1 millón doscientos mil bolivianos”, aseguró Rosalia Matene, dirigente del TIM.

Según los datos proporcionados por el sub alcalde del TIM, Bernardo Muiba, hasta antes de la movilización el municipio de San Ignacio de Moxos no había desembolsado nada ni en medicamentos ni en desayuno escolar al territorio indígena.

“Este año recién desembolsó 97 mil bolivianos de desayuno escolar cuando nos movilizamos. El anterior alcalde tampoco nos desembolsaba, por eso tuvimos que hacer una movilización y de ahí recién nos desembolsó para compra de medicamentos y desayuno escolar”, aseguró.

Muiba afirmó que se logró un aumento de 270 mil bolivianos, para la gestión 2020-2021, mediante el reformulado realizado la semana pasada. También aclaró que el monto total asignado para el TIM para la gestión 2022 es de 1.291.238 bolivianos.

“Gracias a la movilización logramos tener la promesa del mejoramiento de los caminos vecinales de Santa Rosa del Apere, San José del Cavitu, para unirse con el camino de San Miguel del Apere, sumando un total de 144 mil bolivianos”, aseguró Muiba.

Para el próximo año el TIM logró 357 mil bolivianos para el desayuno escolar, 165 mil para compra de material didáctico, 165 mil para los centros de salud. La mayoría de los corregidores quieren que se inviertan recursos en el mejoramiento de los caminos vecinales, aseguró Muiba.