Gobierno reactiva vuelos y declaran cuarto intermedio en lío con Aasana

Fuente: El Deber
Ernesto Estremadoiro Flores

 

 

El Gobierno logró zanjar, por el momento, el conflicto con los trabajadores de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana). Luego de una jornada tensa, los operarios declararon un cuarto intermedio en la protesta y reanudaron su trabajo.

El ministro de Obra Públicas, Servicios y Vivienda, Édgar Montaño, informó ayer que el diálogo continuará hoy desde las 10:00. Además, la autoridad garantizó el reestablecimiento del servicio del control aéreo en todos los aeropuertos del país con excepción de Guayaramerín y Trinidad.

“Los vuelos son normales en el eje troncal de Bolivia. El día de mañana voy a visitar aeropuerto por aeropuerto y sindicato por sindicato”, anunció la autoridad.

Durante la jornada del jueves los trabajadores de Aasana entraron en un paro indefinido exigiendo la anulación de un plan de reestructuración y la renuncia de la directora nacional, Arminda Choque Paca.

Los operarios rechazaron un acuerdo firmado entre su sindicato y el Gobierno. Pero después de una media jornada caótica -con vuelos irregulares- el Ministerio de Obras Públicas instaló una mesa de diálogo con los trabajadores. Después de tres horas, Montaño declaró que ambas partes determinaron un cuarto intermedio hasta hoy a las 10:00.

“Nos hemos reunidos con los hermanos de Aasana y me he comprometido a escuchar sus propuestas y ellos analizarán las nuestras. Mañana (hoy) nuestra reunión se reanudará a la espera de llegar a concretar los acuerdos”, dijo el ministro.

La autoridad señaló que 5.000 pasajeros se vieron afectados por la suspensión de vuelos nacionales e internacionales y que el daño económico superó los Bs 3 millones.

Oscar Alcón, secretario ejecutivo del Sindicato de Trabajadores de Aasana señaló que, durante la jornada de ayer, las terminales aéreas trabajaron con el personal mínimo, según el plan de contingencia dispuesto por el Gobierno.

Jornada irregular

Los más afectados con este conflicto fueron los viajeros que tuvieron que reprogramar sus vuelos.

Durante las primeras horas de ayer las operaciones fueron irregulares y en diferentes espacios hubo suspensión de vuelos nacionales; no obstante, los vuelos internacionales mantuvieron sus itinerarios.

Incluso, por disposición estatal, en algunas terminales aéreas, como Santa Cruz, efectivos militares fueron desplazados para resguardar las áreas y evitar desmanes.

En Cochabamba los vuelos también fueron irregulares, mientras que, en el aeropuerto de El Alto, el sindicato de Aasana se reunió con sus bases para explicar el acuerdo, que fue rechazado por otras regiones.

Incluso el ministro Montaño calificó de ‘ilegal’ el paro y aseguró que el Gobierno cumplió con todos los acuerdos firmados con el sector. Eso sí dijo que no podía destituir a ningún alto funcionario que responda a su entera confianza.

“Este paro no tiene razón de ser.Aquí hay tintes políticos”, dijo

Sin embargo, en horas de la tarde -en un tono más reflexivo- convocó a los trabajadores a un diálogo que se instaló a las 16:00.

Luego de varias horas ambos actores limaron asperezas. Se espera que hoy lleguen a un acuerdo para zanjar el conflicto.

“En su mayoría hay acuerdos que se sellarán el día de mañana (hoy) en un 95%. Ha vuelto la normalidad en la navegación aérea en Bolivia, faltan las notas correspondientes del aeropuerto de Guayaramerín y Riberalta”, dijo.

Para hoy el diálogo se reanudará a partir de las 10:00, pero se prevé normalidad en las operaciones aéreas del país.