Incendios forestales afectan a 8 áreas protegidas y consumen 600.000 hectáreas

La coordinación de tareas entre los tres niveles de gobierno permite unir esfuerzos para atender las emergencias. Se detectan 21 emergencias activas

Fuente: El Deber

Santa Cruz se acerca a las 600.000 hectáreas quemadas por los incendios forestales mientras se mantienen 21 emergencias, que afectan a ocho áreas protegidas, según informó la jefa de la Unidad de bomberos de la Gobernación de Santa Cruz, Yovenka Rosado. El Sistema de Alerta Temprana de la Gobernación (Satif) identifica que un 73% del departamento se encuentra en riesgo extremo de ocurrencia de incendios.



Rosado apunta a las condiciones climáticas, es decir, fuertes vientos y sequía, como los agravantes para la expansión de los incendios. A eso se agrega el cansancio acumulado de los bomberos que llevan, en algunos casos, más de un mes de trabajo continuado en San Matías y Roboré.

Rosado dijo que existen 9 municipios en emergencia. Además de Roboré y San Matías están San José de Chiquitos, San Ignacio de Velasco, Puerto Suárez, Pailón, Cabezas, Charagua y Concepción. Algunos municipios, como San José y Roboré cuentan con más de un incendio activo.

Se estima que son más de 597.000 hectáreas afectadas. Además, esta mañana se observaron 65 focos de quema mediante la vigilancia satelital que maneja la Gobernación. La suma mensual de focos de quema asciende a 4.894 y desde el inicio de año ya supone 19.618.

La Gobernación enviarán dos camiones con unas 5 toneladas de alimentos para las ollas comunes de los bomberos y voluntarios que se encuentran trabajando en combate, control y liquidación de los incendios forestales en Roboré y San Matías. Además, Rosado refirió el envío de combustible para garantizar el uso de la maquinaria pesada utilizada para  detener el avance de las llamas.

Al mismo tiempo, Rosado pide a las autoridades que «sientan un precedente en este tema y sancionen a las personas que siguen ocasionando incendios forestales». Lamenta la existencia de «nuevos puntos de incendio que no tiene ninguna conexión con la emergencia que se están liquidando«.