Indígenas benianos bloquean la carretera a San Borja, piden autonomía y respeto

Cerca de 300 indígenas cierran la carretera que une a los municipios de San Ignacio de Moxos y San Borja. Exigen al Estado viabilizar sus demandas de acceso a la autonomía indígena y la conclusión de los procesos de saneamiento de tierras

Fuente: El Deber



Buscan la autonomía de sus pueblos y otras demandas que apuntan al Gobierno central. Al menos 300 indígenas de la Amazonía beniana, grupo que también integran miembros de otras etnias del Chaco y de la Chiquitania, instalaron un punto de bloqueo en la carretera que conecta a San Borja con San Ignacio de Moxos, en Beni.

 

Los movilizados exigen a las autoridades nacionales impulsar el acceso a la autonomía indígena y la conclusión de los procesos de saneamiento de tierras, entre otras demandas que se apegan a la autodeterminación de los pueblos.

Actualmente, el piquete y cierre de carretera está a una distancia de cinco kilómetros de la zona urbana ignaciana. «Queremos que nos respeten como pueblos indígenas, queremos ser parte del Estado Plurinacional, que no solo lo sea en papeles. Los pueblos indígenas también tenemos derechos (…) y queremos ser escuchados por las autoridades. Queremos el respeto a nuestra autodeterminación», indicó la presidenta del Territorio Indígena Multiétnico (TIM I), Aurora Limpias Zeballos.

 

La movilización se da tras una marcha que emergió en la zona de Puerto San Borja y está alineada a la conmemoración de la Primera Marcha Indígena por el Territorio y la Dignidad, que se dio en el año 1990. 

Entre los pueblos indígenas que participan de esta movilización se encuentran personas que pertenecen al Territorio Indígena Mojeño Ignaciano (TIMI), la Central Río Cercado Mamoré, la Subcentral de la Comunidad Bella Selva, la Subcentral del Pueblo Indígena Movima (SPIM), la Subcentral de Mujeres Movima (SMIM), la Central Indígena de Comunidades Originarias de Lomerio (CICOL) de Santa Cruz, el Gran Cabildo Indigenal de San Ignacio de Mojos, la Subcentral del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), el Territorio Indígena de la Nación Cavineña, el Territorio Indígena Chimán (TICH), así como el Territorio Indígena Multiétnico (TIM I).

Las demandas también apuntan a los gobiernos municipales que se encuentran dentro de sus territorios. Les exigen respeto y reconocimiento de sus autoridades electas a través de sus usos y costumbres, al igual que la coordinación para la ejecución de acciones al interior de los territorios.

El pliego de peticiones también involucra el ejercicio de derechos como el acceso a la educación y a la salud (con la dotación de ítems), y la construcción de infraestructura para la prestación de estos servicios y el acceso a electricidad, agua potable y comunicación.

«Estas demandas nacen de las comunidades y sus organizaciones en el marco de la democracia comunitaria y que hoy las dirigencias hacen cumplir. Reconocidos por la Constitución Política del Estado, el convenio 169 de la OIT y a la declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, los pueblos indígenas consensuamos y definimos la presente plataforma de lucha de legítimas demandas, las cuales exigimos sean cumplidas por los distintos niveles del Estado”, indican en su pliego.

Las organizaciones indígenas aseguran que el Estado aún mantiene prácticas burocráticas, discriminatorias y de exclusión hacia este sector, e hicieron un llamado a otros sectores, organizaciones y personas a sumar sus demandas a esta plataforma de movilización