Minutos antes del atraco Ismael retiró Bs 29.000 del banco; su familia cree que le hacían seguimiento desde hace tiempo

 

Fuente: El Deber
Jessica Vega Muñoz

 

 

Ismael Olarte Crespo, de 47 años, recibió tres disparos que acabaron con su vida en pleno centro de la capital cruceña. Su cuerpo terminó tendido a un costado de la acera, luego que dos atracadores a bordo de una motocicleta, le arrebataron una mochila con Bs 29.000 que había retirado de una entidad financiera, a pocos metros de la plaza 24 de Septiembre.

El sonido de los tres disparos de arma de fuego alarmó a los vecinos y trabajadores de la zona, que lograron verlo tendido en el suelo agonizando y suplicando por ayuda, mientras que sus atracadores escapaban del lugar.

La gente corrió a ayudar al hombre que levantaba sus brazos clamando por ayuda, pero no resistió. Llamaron con desesperación a las ambulancias y a la Policía, y cuando llegaron Olarte ya había fallecido.

“Se escuchó fuerte tres disparos, pero pensamos que eran pausas, cuando salí a ver el hombre estaba vivo y levantaba su mano para pedir ayuda”, relató un hombre que trabaja por la zona.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), coronel Edson Claure, informó que el asesinado es oriundo de Cochabamba y minutos antes del atraco había salido de una entidad financiera, desde donde retiró Bs 29.000.

“El dinero que retiró Ismael Olarte por inmediaciones del Banco Unión, entre las calles Libertad y Ayacucho, era de una empresa agropecuaria para pagar los viáticos de los trabajadores”, explicó Claure.

Las primeras investigaciones llevaron a colectar imágenes de las cámaras de vigilancia de la zona, donde se observa el momento que los atracadores interceptan a Olarte. Uno de ellos baja de la motocicleta y le arrebata la mochila, pero en medio del forcejeo hace uso de su arma de fuego.

“No se encontró casquillos, solo hay orificios de entrada de los proyectiles y por las características se presume que es de un revólver”, indicó el jefe policial.

El cuerpo del hombre asesinado fue trasladado a la morgue judicial de la Pampa de la Isla y la Policía informó extraoficialmente que la causa de la muerte fue un shock hipovolémico externo por laceración de vasos sanguíneos en la región del cuello, provocados por tres impactos a corta distancia.

Uno de los sobrinos de Ismael, que llegó hasta la morgue, indicó que su tío acostumbraba a ir al banco a retirar dinero y luego trasladarse a diferentes puntos a pagar a los transportistas que contrataba.

“Mi tío era del transporte pesado, sacaba dinero y pagaba a los camioneros. Creemos que le han hecho seguimiento desde hace tiempo”, señaló.

La familia recibió la llamada de un uniformado, quien pide que se acerquen a una farmacia por la zona de la avenida Cristo Redentor, donde le dan la noticia del crimen.

“Recién nos enteramos de todo cuando la Policía nos llamó”, comentó el sobrino, quien dijo que su tío deja en la orfandad a cinco hijos, entre 5 y 19 años de edad.

Desesperación

Después de registrarse el hecho de sangre, la gente empezó a salir de los negocios y las viviendas. Algunos testigos reclamaron que el auxilio no fue inmediato.

“Nosotras lo vimos vivo, pero no imaginamos que haya ocurrido este asesinato. Se escuchó muy fuerte tres disparos y los atracadores se escaparon con la mochila del señor”, relató una de las personas que estaba en el lugar.

Otras personas se acercaron para ver qué sucedía, porque primero pensaron que los sonidos eran cohetes, toda vez que por esta calle que conecta con la plaza principal constantemente circulan marchistas.

Uno de los paramédicos que llegó hasta el lugar del crimen, Jim Nájera, informó que la muerte de Ismael fue instantánea porque recibió un impacto de bala a la altura del cuello. “El socorro ya no fue posible porque la muerte fue instantánea, las otras unidades de emergencia también llegaron, pero lamentablemente el hombre ya había fallecido”, señaló.

Operativos

Personal de escena del crimen de la Policía llegó al lugar para hacer el levantamiento del cadáver, acordonaron el área e hicieron la inspección ocular.

La fiscal Alejandra Ávalos presenció las pericias de los investigadores, pero mientras se realizaba este procedimiento las patrullas de diferentes unidades policiales salieron del lugar a toda prisa, ya que recibieron información de una pista de que la motocicleta en que se transportaron los atracadores había sido abandonada en un parqueo del mercado Mutualista.

Los uniformados encontraron la motocicleta con el casco azul, la misma que estaba estacionada junto a otros vehículos similares.

En las cámaras de seguridad del estacionamiento se logra ver a uno de los atracadores ingresar a las 10:57 al lugar, deja su motocicleta y se saca el casco, luego sale por uno de las puertas que da hacia el sector del comedor.

Un joven que se encarga de cuidar el parqueo indicó que un hombre ingresó como cualquier otra persona a dejar su vehículo y luego se fue sin dar ninguna información.

“No sé quién es esa persona, solo dejó su moto y se fue por el lado del comedor. Él estaba vestido con una polera blanca y pantalón jean”, explicó el cuidador.

El casco y la motocicleta con placa 5448 UCX, fueron secuestrados por la Policía, para hacer la requisa correspondiente. “Se secuestró el vehículo y se ha hecho la conexión de los elementos que nos van a permitir dar con los autores”, indicó el director de la Felcc, quien cree que los atracadores le hacían seguimiento a su víctima.

También se conoció que uno de los sujetos robó un casco que estaba sobre una motocicleta. Javier García contó que estaba saliendo de hacer unos trámites cerca del lugar del crimen y los atracadores se llevaron su casco. “Dejé el casco de mi moto y estoy seguro que ellos se lo robaron, la gente vio que uno estaba con casco azul y el otro llevaba un casco negro”, indicó.

Por su parte, la fiscal Ávalos indicó que se colectarán otras evidencias del mercado, ya que este centro de abastecimiento cuenta con cámaras en sus ambientes.

Sobre las investigaciones, el director nacional de la Felcc, Alberto Aguilar, indicó que están siguiendo todas las pistas necesarias. “Estamos en el trabajo de desdoblamiento y congelamiento de las imágenes obtenidas de las cámaras de seguridad, lo cual facilitará identificar a estas personas que segaron la vida de este hombre”, agregó Aguilar.