Muere otro sacerdote en Nicaragua con síntomas de Covid-19, el quinto en 21 días

Padre Dámaso Suazo, Foto: 100% Noticias
 

Managua (EFE).- El sacerdote nicaragüense Dámaso Suazo, vicario de la parroquia San Juan Bautista en el municipio de Muy Muy (norte), falleció este lunes en un centro hospitalario por complicaciones de salud asociadas a la covid-19, informó la Diócesis de Matagalpa.

Con el deceso de Suazo suman cinco los sacerdotes fallecidos en Nicaragua en los últimos 21 días con síntomas de covid, y 15 desde marzo de 2020 cuando se detectó por primera vez el virus en este país centroamericano.

En una declaración, la diócesis de Matagalpa informó «con profundo dolor el fallecimiento del padre Dámaso Suazo, quien será recordado por su sencillez, entrega y cercanía al rebaño encomendando en diversas parroquias durante 25 años de Ministerio».



«Sus funerales se realizarán esta mañana de manera inmediata en la comunidad La Asunción, perteneciente a la parroquia San Juan Bautista, Muy Muy, de donde es originario», precisó.

Un pilar fundamental de la democracia se tambalea. ¿Quién protege la libertad de expresión?

La diócesis de Matagalpa pidió a los fieles a unirse en oración desde sus casas, «y posibilitar que únicamente la familia acompañe en el responso».

Hace una semana, esa diócesis pidió a los fieles sus oraciones por la salud del sacerdote Suazo, que se encontraba hospitalizado a causa de la covid-19.

La Iglesia Católica nicaragüense ha pedido orar por otros nueve sacerdotes que se encuentran enfermos con síntomas de la covid-19, incluido el cardenal y arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes.

El viernes pasado, la Arquidiócesis de Managua informó que el cardenal Brenes, de 72 años, dio positivo a la prueba de la covid-19 y presenta malestares leves.

Las diferentes diócesis han orientado a los sacerdotes a cuidarse de la covid-19, que se ha cobrado la vida de al menos 15 presbíteros desde marzo de 2020, y a los fieles católicos a no bajar la guardia en el cumplimiento del protocolo básico.

Entre los religiosos afectados se encuentra el obispo emérito César Bosco Vivas Robelo, fallecido el 23 de junio de 2020, a los 78 años de edad, de acuerdo con la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

Nicaragua, un país de 6,5 millones de habitantes, acumula 10.970 contagios y 199 muertes por la covid-19 desde marzo de 2020, según el Ministerio de Salud, que reportó 495 casos en los últimos siete días, la cifra más alta.

Los datos oficiales contrastan con los del independiente Observatorio Ciudadano Covid-19, una red de médicos y voluntarios que da seguimiento a la pandemia, que reporta 4.002 fallecimientos por neumonía y otros síntomas relacionados con la covid-19, así como 22.086 casos sospechosos de contagio, datos que no son reconocidos por las autoridades.EFE

Fuente: www.swissinfo.ch