Según Evo, el informe del GIEI dejó “aturdidos” a los opositores

El exmandatario hace su propia lectura del informe, pero guarda silencio respecto a las observaciones y vulneraciones de su gobierno. Dice que hay quienes no creen en el informe con tal de evitar juicios

Fuente: El Deber

El exprsidente de Bolivia, Juan Evo Morales, hace su propio análisis del informe final del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) sobre los conflictos de 2019 y apunta a sus detractores como los responsables y cree que están «aturdidos» frente a lo que refleja el grupo de especialistas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, pero guarda silencio sobre los hechos que apuntan contra su gestión.



A través de sus redes sociales, Morales manifestó que el informe del GIEI confirma las masacres, torturas, persecuciones y ejecuciones extrajudiciales del Gobierno transitorio ha dejado aturdidos a los ‘golpistas’, que ahora buscan desesperados alguna forma de evitar la justicia.

Evo también arremetió contra las figuras políticas y cívicas que apuntan a llevarlo ante la justicia internacional.​​

«Unos me amenazan con juicio internacional y otros dicen que no creen en el informe con tal de evitar el juicio en su contra. Pueden insistir en mentir, pero no pueden engañar ni ocultar sus delitos. Por memoria, verdad y justicia los autores del golpe deben responder ante la Ley», manifestó Morales vía Twitter.

Además, el líder cocalero desafió a quienes buscan iniciarle juicios de responsabilidad sobre los hechos de 2019, pese a que el GIEI evidenció “responsabilidad del Estado” en las graves violaciones de derechos humanos cometidas entre septiembre y diciembre de 2019, periodo en el que él y Jeanine Áñez estaban al mando del país.

Los tuits:

“Si quieren, pueden hacerlo, es su derecho, pero no van a encontrar nada, van a perder su tiempo. Me han procesado desde 1989, hemos ganado todos los procesos, y vengan de donde vengan los procesos, vamos a seguir ganando”, dijo el expresidente.

No obstante, el exmandatario guarda silencio respecto a las evidencias que fueron expuestas por el GIEI y por las propias autoridades del Gobierno central.

Un ejemplo de ello es la palabra del propio ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, quien admitió que durante la administración de Evo Morales existió vulneración de derechos humanossin embargo, afirmó que en esos hechos no hubo “participación activa del Gobierno”, algo que a su juicio sí se vio en la gestión transitoria de la expresidenta Jeanine Áñez.

Mientras organismos internacionales abogaban ayer por la reconciliación, el Gobierno mantuvo vigente el libreto de la polarización que cierra la posibilidad de un acercamiento con la oposición.