La Alcaldía de Santa Cruz y Unicef firman acuerdo para desarrollar el Plan Municipal de la Niñez

Todas las acciones que tomó la Alcaldía cruceña en los últimos seis años para promover el bienestar de la niñez serán integradas bajo una visión. Se implementará el programa Familia Segura de apoyo psico-emocional para atender la salud mental de los habitantes de Santa Cruz, y así prevenir y mitigar la violencia contra niñas, niños, adolescentes y mujeres.-

El Alcalde de Santa Cruz, Jhonny Fernandez y el Representante de UNICEF, Rafael Ramirez Mesec, firmaron hoy un acuerdo por el cual ese municipio recibirá apoyo para desarrollar su Plan Municipal de Niñez; pero además será implementado el programa de apoyo psico-emocional Familia Segura para atender la salud mental de las familias que habitan en Santa Cruz, y así prevenir y mitigar la violencia contra niñas, niños, adolescentes y mujeres.



El alcalde cruceño dijo que la firma de este acuerdo es un «paso importante y urgente para asegurar la salud mental de las familias y luchar contra la violencia; por eso la prevención de ésta será uno de nuestros pilares (de gestión) de aquí en adelante»

Incluso Fernández determinó y anunció en la conferencia de prensa de presentación del acuerdo, que todos los funcionarios municipales de las diferentes secretarias y dependencias asistirán con carácter obligatorio a los talleres y charlas de apoyo psicoemocional que se programen.

«Tenemos que empezar por aquí (por la Alcaldía) porque no podemos permitir más que desde la alcaldia ocurran hechos reñidos con la ley y que es nuestra obligacion ponerle freno», enfatizó.

El desarrollo comienza en la niñez

El Representante de UNICEF expresó su alegría por encontrarse en tierra cruceña y en uno de los municipios con mayor población de niñas, niños y adolescentes de Bolivia. Detalló que según las proyecciones de población del Instituto Nacional de Estadística (INE) del 2020, uno de cada 3 cruceños es menor de 18 años, lo que equivale a 1.8 millones de habitantes que no son mayores de edad. El Censo 2012 mostró que un 36% de la población del municipio corresponde a niños, niñas y adolescentes.

Ramirez destacó que Santa Cruz concentra la mayor inversión y productividad del país, desarrollo logrado gracias a la inversión, productividad e innovación de todos quienes habitan en esa región.
«Pero la productividad y la innovación requieren de un capital humano cualificado y la cualificación del capital humano empieza en la infancia, en la niñez», explicó el Representante.

Añadió que sin elementos básicos como la salud materna, nutrición adecuada, estimulación temprana, protección frente a la violencia y educación de calidad, entre otros; el capital humano cruceño no alcanzará el nivel que su sector empresarial demandará en el futuro.

«Por eso, es necesario invertir en los niños. Esta es una inversión que promueve el desarrollo regional más que cualquier política industrial. La evidencia científica lo demuestra», complementó.

Plan Municipal de la Niñez

A través del acuerdo firmado con el municipio cruceño, UNICEF brindará asistencia técnica para el desarrollo del Plan Municipal de Niñez, el primero del municipio en los 6 años de vigencia del Código Niña, Niño y Adolescente.

Con esta iniciativa todas las acciones que tomó la Alcaldía cruceña durante los últimos seis años (desde la promulgación del Código Niña, Niño, Adolescente) para promover el bienestar de la niñez, en los ámbitos de salud, educación, protección, y otras más, serán integradas en un Plan de Niñez bajo una visión común e integral, que planifica, prioriza y traza un curso de acción en función de las principales problemáticas que tiene la población infantil en la ciudad.

Salud mental contra la violencia

El acuerdo incluirá la implementación del programa Familia Segura como otra acción vinculada a la protección de niñas, niños, adolescentes y mujeres, y a la salud mental de las familias que habitan en Santa Cruz.

Familia Segura nació a consecuencia del contexto de la pandemia global de la Covid-19, las condiciones generadas por la emergencia sanitaria impactaron en la vida cotidiana, familiar y personal, incrementando el sufrimiento psicológico, cuyas secuelas se expresan en: ansiedad, angustia, tristeza, temor; trastornos de alimentación y del sueño, irritabilidad, cambios de los estados de ánimo, depresión, elevado consumo de drogas y un preocupante incremento de la violencia en el ámbito familiar.

UNICEF habilitó Familia Segura que es un servicio gratuito de apoyo psico-emocional a través de la línea telefónica 800 11 3040 que atienden psicólogos y psiquiatras profesionales. Se puede llamar todos los días de 06:00 de la mañana hasta la medianoche. Se atiende a todos los grupos etarios de las zonas urbanas y rurales con calidad, calidez y confidencialidad, y también hay profesionales que se comunican en aimara y quechua. Desde el inicio del servicio en abril de 2020 y hasta la fecha se atendió 43,170 llamadas.

Así se busca mitigar el impacto de la Covid–19 en la salud mental y reducir el riesgo de violencia contra niños, niñas, adolescentes y mujeres. Asimismo, favorecer la articulación con otros servicios de niñez adolescencia y mujer, facilitar espacios de información, intervención grupal con diferentes sectores y generar conocimiento y evidencia para incidir en política pública sobre salud mental y prevención de violencia.

La salud mental es un aspecto fundamental del derecho a la salud y debe ser reconocida y atendida con prioridad a través de los sistemas de salud, garantizando una atención que considera las necesidades y derechos específicos de las niñas, niños y adolescentes.