¿Qué es el Molnupiravir?, el ‘remedio milagroso’ contra el Covid

El gigante farmacéutico estadounidense Merck anuncio el miércoles un acuerdo para facilitar la distribución en los países pobres de este antiviral experimental, que podría reducir hasta 50% las hospitalizaciones o muertes por covid.

Evitar las formas graves de la covid con una pastilla. Podría parecer utópico, pero es la nueva esperanza que alimenta el Laboratorio Merck. El gigante farmacéutico estadounidense asegura que su fórmula, bautizada Molnupiravir, podría reducir a la mitad el riesgo de hospitalización, es decir, de formas graves de covid.



El Molnupiravir es un antiviral que tendría la capacidad de modificar el código genético del virus, imposibilitando su replicación en Sars-CoV-2. La gran cualidad del Molnupiravir es su presentación, en forma de pastilla.

“Es un medicamento oral. Son 10 pastillas a tomar durante cinco días si se ha contraído el covid. Según los ensayos clínicos hechos en pacientes con alto riesgo de hospitalización, esta fórmula reduciría en 50% la probabilidad de muertes o de generar formas graves de la enfermedad. Esto es significativo porque parecería ser la primera molécula en tener un impacto tan importante”, explicó a RFI Esteban Burrone de la Medicines Patent Pool (MPP), en Ginebra.

La fórmula fue experimentada en ratones y hurones, y demostró su capacidad de atenuación de la infección, según estudios realizados por un equipo estadounidense y publicados en las revistas Nature y Science.

Estos resultados alentadores chocan, sin embargo, con numerosas reservas que suscita la molécula relacionadas con el poder de mutación de la misma, es decir, su capacidad para modificar el ADN, lo cual es la etapa inicial de todo proceso cancerígeno.

Acuerdo de distribución

Merk sin embargo ha logrado un acuerdo inédito con MPP, una organización internacional de salud pública fundada en 2010, que trabaja para mejorar el acceso a medicinas esenciales en los países pobres.

“Lo que hacemos es negociar con las empresas farmacéuticas que han desarrollado nuevos productos, para que se puedan hacer versiones genéricas de los mismos de manera de abastecer a los países en desarrollo. Porque muchas veces los nuevos remedios demoran años en llegar a estos países o llegan a precios exorbitantes, como está sucediendo con las vacunas contra la covid”, agregó Burrone.

En el caso del Molnupiravir, Merck llegó a un acuerdo de “licencia voluntaria”, otorgándole una licencia para a MPP, organización que podrá a su vez atribuir sub-licencias a los fabricantes de medicamentos genéricos que deseen producirlo, pero solo en los 105 países ligados a este acuerdo, principalmente en Asia y África. Países como Rusia, México, Tailandia o Brasil están en negociaciones bilaterales con Merck.

El acuerdo prevé así mismo que Merck no perciba royalties sobre las ventas del Molnupiravir mientras la OMS considere a la pandemia por el coronavirus como una emergencia internacional.

Buen complemento

La llegada del Molnupiravir prioritariamente a países en desarrollo, podría introducir más equilibrio en nivel mundial. Sin embargo, los expertos subrayan que esta nueva fórmula no puede substituir a la vacuna.

“La vacuna y el Molnupiravir cumplen dos funciones distintas. La vacuna juega un rol esencial, pero el Molnupiravir puede ser un complemento, es parte del arsenal de tecnologías con son claves en lucha contra el covid, junto con el diagnóstico y las medidas sanitarias y de distanciación”, precisa Burrone.

A pesar de que este antiviral no ha sido autorizado en el mercado, Francia se apresuró a reservar 50.000 dosis de este medicamento, que serán entregados a finales de noviembre, según informo el ministro de Salud, Olivier Véran. Las autoridades sanitarias francesas prevén distribuir las dosis a los médicos de cabecera y farmacias.

Fuente:Radio Francia Internacional