Masismo se hace al bloquear. El instrumento y la ideología

Si uno no sabe dónde va, cualquier camino sirve”. Pukymon.

El Estado boliviano ha sido tradicionalmente centralista y ahora con el MAS ha derivado hacia un centralismo totalitario.



Actualmente, muchos bolivianos molestos después de los reiterados fracasos el centralismo y del populismo cocalero, insisten en la descentralización, la autonomía y el federalismo. Se busca conformar Estados Federales; los actuales departamentos, que potencian su autonomía, su base de recursos y competencias, especialmente sobre las normativas, la economía y el sistema tributario.

Son Estados Federales que deciden su modo de desarrollo y la administración autónoma de sus recursos. Esto va contra la ideología y la práctica del masismo y de los cocaleros, que vienen gobernado desde el año 2006.

El  Jefe del MAS y como parte importante de su trabajo, se dedica a desafiar y obstruir la tarea de toda autoridad departamental o municipal que los cuestiona y afronta. Utiliza para ello, los bloqueos, las leyes, el presupuesto público y la pugna callejera con a los interculturales y bases organizadas para bloquear todo lo que les molesta. Una suerte de tenaza asfixiante de presiones para socavar y desestabilizar a las autoridades locales.

Todo esto ocurre en un ambiente donde la economía está con graves problemas por la pandemia y donde las actividades productivas están paralizadas y cunde el desempleo y la desesperación.

Evo, el Jefazo, es un fanático de las marchas, de la coca y las cholitas, y frecuentemente para estar en forma repite sus andanzas. Últimamente, dirige una marcha hacia la ciudad de La Paz; los opositores dicen que se realiza por el poder y por joder y lo hacen hasta contra ellos mismos.

Se trata de una Marcha que muestra el ch´enko que existe dentro del MAS, y Evo como líder cocalero la aprovecha para advertir a la oposición y al Presidente Lucho y a Choquehuanca, el Inka, no olvidar quien es el que manda:

Que no nos molesten, yo quiero decir que si siguen molestando esta marcha se puede convertir como un calentamiento para una verdadera revolución de nuestra querida Bolivia. Somos revolucionarios, hemos empezado a cambiar Bolivia, cambiando la situación económica”. Evo

Aseguran los analistas que lo que busca el Jefazo, sería adelantar la Campaña electoral y también amedrentar al pueblo y a las autoridades Departamentales, Municipales y entidades Cívicas, que ahora reclaman por descentralización y Federalismo.

Al respecto y en son de guerra, decía Evo en una parada, en una pascana, durante su marcha y para el correspondiente show televisivo: “Es una Marcha por la Patria. Es todo por los planes, los proyectos que vienen del pueblo, no del Imperio. Esa es nuestra profunda diferencia con grupos de la derecha que quieren perjudicar nuestra querida Bolivia”.

Los contrarios al MAS no quieren el Estado Plurinacional” y solicita a sus seguidores unidad para derrotarlos: “Están hablando ellos de Federalismo. Recuerdan ustedes, durante el proceso constituyente, planteaban Autonomía, pero detrás de autonomía estaba Independencia. Eso nunca podemos olvidar.
Yo pienso que ahora están manejando Federalismo, quién sabe detrás de eso está Separatismo. Eso quiere la derecha,  la oligarquía
”.

El mensaje excluyente y racista en la tónica del masismo cocalero y en la marcha lo practican todos los dias. Un dirigente Intercultural lanzó una advertencia contra el Comité Pro Santa Cruz: “Si siguen provocando, vamos a ir a Santa Cruz”.  Un dirigente de la CSUTCB, advirtió: “Si la derecha no se rectifica, que desalojen la patria, que retornen de donde han venido”. Kawsachun coca, wañuchun q’aras.

Vale la pena recordar y para no repetir errores, la engañosa experiencia de Federalismo en el año 1899 cuando un grupo de mineros y comerciantes de La Paz, inventó una Revolución Federal con el objetivo de apoderarse de la capitalía y la Sede de Gobierno del país, la que en esa época estaba en Sucre. Luego de su guerra triunfante, estos empresarios dejaron en Sucre la capitalía y se llevaron bajo el poncho la Sede de Gobierno, la que se afincó en la ciudad de La Paz desde donde fortalecieron y multiplicaron el centralismo, las pegas y las ganancias.

La ciudadanía, especialmente de Potosí y Santa Cruz, han renovado la propuesta de un camino hacia el federalismo. Una propuesta que es de largo aliento y no de coyuntura, pues no se trata de apoderarse de la Sede de un Gobierno centralista que maneja los recursos y vida de los ciudadanos, ni de la capitalía del país, sino conformar Estados Federales, los actuales departamentos que potencian su autonomía, su base de recursos y competencias; especialmente sobre las normativas, la economía y el sistema tributario. Son Estados que deciden su modo de desarrollo y la administración autónoma de sus recursos

Siguiendo los principios de un régimen democrático liberal, las entidades territoriales desde abajo hacia arriba y desde su propia soberanía, crean, dan forma y delegan competencias a un Estado Nacional. Se cambia el Estado Centralista y Autoritario hacia un modelo que surge desde la base a lo nacional. De los Estados Federales, al Gobierno Nacional.

Federalismo es como el destete, un Estado donde los ciudadanos asumen el rumbo de su vida y de su economía y se constituyen en un pueblo que decide trazar su propio camino, y eso significa responsabilidad y esfuerzo, pero al mismo tiempo libertad y una segura prosperidad.

Fuente. ovidioroca.wordpress.com